Cultura

‘Helena Almeida. Corpus’, protagonista de una retrospectiva en el IVAM

Considerada como una de las grandes artistas contemporáneas portuguesas, la artista se impuso desde la década de 1970 como una figura importante de la performance y el arte conceptual

MH.- «Corpus» muestra la obra de la artista portuguesa Helena Almeida, examinando su trabajo en pintura, fotografía, video y dibujo durante casi cinco décadas. La exposición pondrá de relieve la importancia del cuerpo –el registro, ocupando y definir el espacio– y su encuentro performativo con el mundo a lo largo de la obra de Almeida desde mediados de 1960 hasta la actualidad.

Nacida en 1934 en Lisboa, lugar en el que vivió y trabajó, Helena Almeida exploró y cuestionó las formas de expresión tradicionales, especialmente la pintura, empujada por un deseo constante de superar los límites pictóricos.

La exposición «Helena Almeida. Corpus» es una coproducción entre el IVAM, el Museo de Arte Contemporáneo Serralves, el Museo Jeu de Paume y el Museo Wiels, que se expone en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), compuesta por 52 obras de la artista desde los años 60, marcadas por un carácter retrospectivo, en el que el cuerpo de la autora es el elemento protagonista.

El comisario de la muestra, que proviene de la Fundación Serralves, Joao Ribas, ha destacado que el trabajo de esta artista es básico dentro de la representación artística del cuerpo femenino. Ribas también ha destacado el carácter evolutivo que define la obra, que empezó a través de la pintura y la fotografía (cuando todavía no se consideraba una forma artística) y pasó al dibujo y al vídeo: «La exposición representa la transición de Helena Almeida».

La incorporación del cuerpo de la artista en su obra se produce de forma progresiva, hasta alcanzar en 1975 la colección «Pintura habitada», uno de los trabajos más representativos de Almeida. Este trabajo combina de forma sutil la pintura y la fotografía, y, según el comisario, la artista ocupa en él una posición pasiva como mujer pero siendo a la vez parte activa en la elaboración de la pintura y su significado.

Ribas también ha destacado la innovación que supone representar un cuerpo de una persona mayor en el arte contemporáneo, «especialmente si se trata de una mujer».

La también comisaria de la Fundación Serralves, Marta Moreira, ha destacado el carácter de Almeida como clave en la evolución de su obra: «Tenía muchísima energía y quería hacer mucho más, sentía que estaba presa». Moreira ha relacionado esta identidad innovadora con la infancia vivida por la artista: «Su padre era escultor, fue criada en un ambiente abierto que marcó su espíritu salvaje y libre, así como su espíritu de ser modelo». La comisaria ha indicado que el formato de la obra de la artista portuguesa cambia en 1980 adaptándose muy bien a los nuevos medios, aunque toda su creación ha tenido su origen en el dibujo, rasgo que acreditan los bocetos presentes en la exposición.

El director del IVAM, Jose Miguel García Cortés, ha definido a Almeida como una de las artistas más importantes de los siglos XX y XXI, ya que «puso como sujeto central la representación de la imagen de la mujer».

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario