Parchis
Valencia

Identifican por primera vez un gen esencial en la creación de resistencias al tratamiento del cáncer de mama

Investigadores valencianos han descubierto que el gen CNNE2 juega un papel esencial en el cáncer de mama HER2 resistente al tratamiento

Investigadores del Instituto de Investigación del Clínico-Incliva han identificado por primera vez un gen que juega “un papel esencial” en la creación de resistencias al tratamiento de uno de los cánceres de mama más agresivos, el HER2. Cada año se diagnostica en España a más de 27.500 mujeres algún tipo de tumor maligno en el pecho, y en el 25% de los casos, este gen no funciona correctamente.

Según publica el sitio web del Incliva, se trata del gen CNNE2, que según la investigación que se ha desarrollado íntegramente por un grupo de investigación valenciano, es un biomarcador potencial para prevenir la resistencia al tratamiento.

El trabajo, dirigido por la doctora Pilar Eroles, del Grupo de Investigación de Biología del Cáncer de Mama, se ha publicado este enero en la revista internacional “Scientific Reports”.

El estudio preclínico realizado en células confirma que dos micro-RNAs, miR-26a y miR-30b, intervienen en la respuesta del organismo al tratamiento habitual de uno de los tipos de cáncer de mama más agresivo, el llamado HER2, y que el gen CNNE2 pude prevenir la resistencia al tratamiento.

Eroles, también directora del Laboratorio de Oncología Molecular y Celular, ha explicado que en caso del cáncer de mama HER2 hay pacientes “que responden muy bien al tratamiento con trastuzumab, mientras que otras no responden, o una vez iniciado el tratamiento su cuerpo desarrolla resistencias al mismo”.

El proyecto se ha realizado con tres tipos de células: unas sensibles al tratamiento de trastuzumab, otras con resistencia innata, y unas terceras que desarrollan la resistencia tras el tratamiento, reproduciendo los tipos de pacientes que se producen en la clínica.

Según la doctora Eroles, al analizar los micro-RNAs presentes en los diferentes tipos de célula mediante PCR cuantitativa, detectaron que dos de ellos, miR-26a y miR-30b, se expresaban de manera diferente según el tipo de célula al aplicarles el tratamiento con trastuzumab.

Así, ha añadido, en las células sensibles estos micro-RNAs estaban sobre-expresados, mientras que en las células con resistencia innata o adquirida los mismos micro-RNAs no se sobre-expresaban tras el tratamiento.

Revertir el efecto

“Detectamos también que la aplicación del trastuzumab alteraba el gen CNNE2, aumentando o disminuyendo su expresión según fuera una célula resistente o sensible al tratamiento, y que la inhibición de este gen es capaz de revertir la resistencia adquirida al fármaco”, ha precisado.

Según ha avanzado, la segunda fase del estudio debe realizarse con muestras de tumores y, si los datos se confirman, diseñar una terapia inhibidora. “Diseñar una molécula que bloquee la expresión del gen CNNE2 en los casos de HER2 podría ser una estrategia terapéutica para aportar esperanza para los casos que desarrollen resistencias”, ha asegurado la doctora.

El Laboratorio de Oncología Molecular y Celular que dirige Pilar Eroles forma parte del Grupo de Investigación de Biología del cáncer de mama que coordina la oncóloga Ana Lluch.

La investigación del laboratorio se centra en analizar los mecanismos implicados en el desarrollo y el mantenimiento del cáncer, y el de mama en particular.

El cáncer de mama representa un tercio de todos los cánceres detectados en mujeres en España, y constituye la primera causa de mortalidad por cualquier enfermedad oncológica entre las mujeres españolas.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario