Opinión

Utilidades para la vida corriente

Juan E. Daroqui / ECONOMISTA

El otro día envié a mi hijo, ya con más de veinte años, al banco a hacer unas gestiones, y tuve que explicarle rápidamente, como funciona más o menos una oficina de un banco. A raíz de esto me hizo un comentario que creo que tiene toda la razón. Hay cosas por las que todos vamos a pasar en la vida y no las enseñan en los colegios o institutos, y estaría muy bien que lo hicieran.

Y no se trata de dar un máster ni unas clases magistrales o exhaustivas, se trata de dar unos conocimientos básicos para saber un mínimo de algunas cosas, o al menos que no te suene a chino de lo que te puedan hablar.

Estos son unos pocos ejemplos que se me ocurren pero seguro a que a vosotros se os ocurren otros muchos más, lo que sin duda daría para una asignatura a impartir, creo yo, que en último curso del bachiller o por ahí. Cuando ya tienen una edad que la puedan asimilar.

Todo el mundo, antes o después, va a tener que tratar con un banco, para bien o para mal, por lo que sería de agradecer que antes de entrar en una oficina, uno ya tuviera algo de conocimiento de lo que se va a encontrar, o de las cosas que allí se pueden hacer. No estaría de más enseñarles a los chavales que existen varios tipos de cuentas, como pueden ser, las más básicas, cuentas corrientes, cuentas de ahorro o cuentas de crédito, y ya de paso les pueden explicar lo que se pueden hacer con esas cuentas, como cobrar y pagar (domiciliar). También, en algún momento tendrán dinero de plástico, una tarjeta, pues por lo menos que sepan que existen de crédito y de débito y no pongan cara de haba cuando el del banco les pregunte cómo la quieren.

Tampoco estaría de más que les dijeran los tipos créditos o préstamos que dan los bancos, personales, con avalistas o con garantía real. Solo por tener una idea.

Con suerte antes o después tendrán un contrato de trabajo, por lo que tampoco estaría mal tener unas nociones sobre los mismos, o los conceptos de una nómina.

También todos, en una vida normal, tendremos que pagar la luz, el agua o el gas de nuestra vivienda. Pues en estos casos también conviene saber algunas cosas. Mi hijo me preguntaba cómo nos afectaba a mi familia las variaciones del precio de la luz de las que tanto hablan en todos los informativos, y yo le dije que a nosotros nada. ¿Por qué?, me preguntó. Pues porque nosotros tenemos un contrato por un tiempo determinado (un año o dos) con un precio ya fijado para todo el periodo, así que no lo pueden variar en ese tiempo. “¡Ah!, pues yo no sabía que eso se podía hacer”, me dijo, porque claro, a ellos nadie le ha explicado que existe una tarifa regulada y un mercado libre y que cada uno elige lo que quiere.

¿Qué pasa con los trámites administrativos por los que todos pasaremos antes o después?, pues lo mismo. Tendrían que explicarles qué es el empadronamiento y cómo se tramita, cuándo y dónde hay que sacarse el DNI o el pasaporte, cómo se tramita una herencia y … todo lo que se os pueda ocurrir.

¡Hay que ver la de cosas inútiles que nos enseñan y la de cosas prácticas que no nos explica nadie!.

@Rutiguer_JED

print
Comentarios

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter