Nelson Trump

Juan E. Daroqui / ECONOMISTA

Si sois seguidores de los Simpson sabréis, sin duda, quien es Nelson Muntz. El abusón jefe del colegio de Springfield, que les va pegando, o sacando dinero, o estirando de los calzoncillos a sus compañeros. Famoso por su jaaaaa ja, en tono de burla.

Pues Donald Trump es el abusón del colegio del mundo. Es chulo y prepotente, como Nelson. Lo primero que hace al levantarse es retorcerle el brazo a alguien con un tweet, y lo segundo es frotarle la cabeza con los nudillos a otro, tweet mediante. Debe no darle para más de 140 caracteres, algo más largo es pensar demasiado.

Otro día le quito el visado a unos, o le pido el dinero para construir un muro a Peña Nieto, y como no me lo dé se lo quitaré a arancelazos.

Es grande y feo y muy ignorante, como Nelson. Y si no es todo eso, lo parece. Rápidamente se ha hecho amigo de otros abusones como Kearney Putin o Jimbo Netanyahu, que también se las traen sin que nadie se meta con ellos.

Sin duda Donald Trump no sabe quién fue Enrique Tierno Galván, y no sabe que dijo que las promesas electorales se hacen para no cumplirlas. Quien pensaba que esta bestia parda iba a decir una cosas en campaña y hacer otras cuando mandara ya se habrá dado cuenta que se ha equivocado. Aquí no estamos acostumbrados a que los políticos cumplan sus promesas, y es una pena que Trump sí lo haga.

Ni cien días de cortesía ni gaitas. No tardó ni cien segundos en soltar un discurso desde las escaleras del Capitolio que dejó patidifuso a medio mundo. Y ¿qué es eso de hacer leyes?, ¿para qué escribir tanto?, se gobierna a base de firmar Órdenes Ejecutivas que es mucho más cómodo y más rápido. ¿Para qué tener que pasar por el Congreso y Senado?, vaya pérdida de tiempo, firmo mi ocurrencia y ya está. Luego pongo el tweet de rigor y hasta el día siguiente.

Hasta ahora he intentado tener algo de sentido del humor, pero la verdad es que no tiene ninguna gracia lo que está haciendo este presidente de los Estados ¿Unidos?. A esta marcha van a ser bastante más desunidos que otra cosa.

Y habrá que hacer algo para combatirlo. No se puede dejar que campe a sus anchas. Empezaron las mujeres americanas, se unieron las del resto del mundo y parece que cada vez son más los que se oponen a que este señor haga barbaridad tras barbaridad. Artistas, deportistas, jueces y gente normal y corriente, la que más importa.

En Europa nuestro presidente se ha puesto a la cabeza de las críticas a la política de inmigración de Trump ……….. estoooo no. Nuestro presidente no se ha puesto a la cabeza de nada. Siguiendo con el símil de los Simpson, nuestro presidente en el colegio del mundo sería Milhouse Rajoy.

Hasta Kim Kardashian  le da lecciones a Donald Trump.

¡Lo que nos espera!

@Rutiguer_JED

Se el primero en comentar on "Nelson Trump"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*