Discapacitado de Loriguilla

Montse Cervera

Ante la inactividad del gobierno local de Loriguilla en el asunto del despido del joven con discapacidad, quiero manifestar:

En mi opinión, y en la de muchas otras personas solidarias, la única forma de resarcir el daño causado es la READMISIÓN del joven en su puesto de trabajo, asignándole tareas compatibles con su capacidad y proporcionándole un trato adecuado a sus necesidades. Todo lo demás son palabras vacías de contenido que no solucionan nada.

– En mi condición de discapacitada, y por solidaridad con aquéllos que necesitan una especial protección por ello, he puesto los hechos en conocimiento de las instituciones responsables de velar por la igualdad de trato y la inserción social.

– Quiero transmitir el malestar de la familia del afectado porque se ha hecho referencia a ellos en una publicación a pesar de que ellos no han hecho manifestación pública alguna. Me pregunto si el Sr. Alcalde conoce los conceptos de protección de datos personales y anonimato….. Qué poco tacto y qué poco ha pensado en el bienestar de esa familia. Eso sí, Justificarse a costa de todo, atacando a quienes decimos verdades como puños, eso sí está bien hecho para usted.

– Felicitar al resto del equipo de gobierno por aguantar el tirón de lo indefendible estando callados e intentando pasar desapercibidos en el asunto. Imagino que porque cuando se roza la Alcaldía con la punta de los dedos, hay que medir muy bien las palabras. Y en la balanza entre defender lo justo y alcanzar la tan deseada alcaldía, ya se sabe lo que ha primado en su forma de gestionar el tema.

– Por último, agradecer a todos aquéllos que habéis ayudado a difundir esta injusticia porque habéis hecho que la familia afectada se sintiera reconfortada y habéis provocado con vuestro clamor que los gobernantes actúen. La justicia no es una ideología política. Es un deber moral.

#noterindas
#somoslavozdelosdesprotegidos
#lajusticianoescosadepartidos

 

(I). Ver ‘Cartas de los lectores’ (20-01-17)

Hoy he tenido conocimiento de un hecho que solo puedo calificar como repugnante: el Ayuntamiento de Loriguilla ha despedido a un joven discapacitado de su trabajo como barrendero por no haber superado el periodo de prueba.

No doy crédito, la verdad.

No entiendo muy bien qué puede haber hecho mal este chico para que esto haya sucedido.

Quizá levantarse para ir a trabajar con la ilusión de sentirse ÚTIL, A SU RITMO, pero útil al fin y al cabo, no ha sido suficiente para un empleador tan exigente.

Quizá tener unos padres felices de que se dé una oportunidad a su hijo de INTEGRARSE en el mundo laboral, A SU RITMO, pero de integrarse al fin y al cabo, no ha sido suficiente para un empleador tan exigente.

Quizá que un ayuntamiento tenga el deber de cumplir con la obligación de INSERCIÓN SOCIAL de las personas con NECESIDADES ESPECIALES tampoco se ha tenido en cuenta para tomar una decisión tan ruin.

Me pregunto qué sensibilidad tienen las personas que han tomado esta decisión discriminatoria, y también quienes la han consentido. Gobernantes a los que se les llena la boca al decir que cuidan de las personas y son la nueva política. Permitidme que me ría. Por no llorar.

En su casa está el joven con su ilusión hecha añicos, y su familia, con un absoluto sentimiento de desamparo por parte de esta Administración Pública.

Eso sí, mucho discurso demagógico y lazos en las solapas, pero los hechos son los que hablan por cada cual. Y yo siento vergüenza y asco por éste.

“La discapacidad es la capacidad extraordinaria de ser capaz”. Si alguien te da tu oportunidad claro.

Be the first to comment on "Discapacitado de Loriguilla"

Leave a comment

Your email address will not be published.