29 diciembre, 2016






A un minuto de ti

No hay nada que me guste más que empezar el día con sensación de ir saltando obstáculos, que realmente no salto, sino que son ellos los que arrollan a mí