Opinión

Cuñados

Juan E. Daroqui / ECONOMISTA

Aquí en Valencia tenemos, simplificando, cuatro hitos festivos, uno por trimestre. En el primero tenemos las fallas, en el segundo (habitualmente) la pascua, en el tercero las vacaciones y en el cuarto la navidad. Así que en este 2016 que se acaba ya hemos pasado todas nuestras fiestas, más o menos, que aún nos queda nochevieja y los reyes, que van unidos a las navidades del año anterior.

Y hemos tenido cenas y comidas familiares, y en estos casos seguro que hemos comido o cenado con cuñados. Un clásico.

Según el prestigioso investigador Matt Goening del Institute of Useless Studies (IUS) de Springfield, y esto sirve tanto para mujeres como para hombres, hay, fundamentalmente, cuatro tipos de cuñados, a saber:

-El Smarty, lo que traducido al castellano sería el TOLOSA, o sea, que todo lo sabe o sabelotodo. Ya puedes tocar el tema que te parezca que él sabe más que nadie de la mesa. Economía, deportes, informática, derecho, medicina etc. Leonardo da Vinci era un inculto a su lado. Y no se te ocurra intentar explicarle algo aunque sea de tu especialidad, que encima te mira con cara de “y tú que sabrás”.

-El plasta. Ese que todo el mundo intenta evitar que te caiga a tu lado en la mesa, pero que irremediablemente ha de caer al lado de alguien. Puede hacer que siente mal el pavo o las gambas. Empieza a hablarte con los entrantes y no acaba hasta el café. Y si por desgracia no es la primera vez que cae a tu lado, puede que encima las batallitas te las conozcas de sobra. Siempre se puede poner cara de hacerle caso pero evadirte mentalmente.

-El gracioso. Ese que siempre tiene algo divertido que contar o es una fuente inagotable de chistes que brotan de su boca en cualquier momento. Suelen ser divertidos menos para su pareja que se conoce todas las anécdotas o todos los chistes, pero siempre ameniza una velada, si realmente tiene gracia para contar las cosas.

Loading...

-El enrollado. Ese cuñado con el que puedes irte de fiesta, a tomar unas copas o de viaje y pasártelo bien. Hay cuñados que parecen de ese tipo pero que no lo son y viceversa. Puede que se esconda un enrollado en un cuñado que parezca de otro tipo.

Con estos cuatro modelos no se agotan las variedades de cuñados, incluso los hay que no se pueden encuadrar en ninguno de estos tipos o que son una mezcla de varios. Si se os ocurre más divisiones podéis mandarlas al IUS.

Porque la cuestión es que es muy difícil no tener cuñados tanto si tienes pareja como si no, si la tienes, o los dos sois hijos únicos o tu pareja es hijo único y tus hermanos no tienen pareja.

Así que igual que casi todos tenemos cuñados, hemos de tener claro que casi todos SOMOS cuñados y, ¿que pensaran nuestros cuñados de nosotros?. Yo tengo 11 cuñados, por lo que soy cuñado de 11 personas a su vez. Y no creo haberme metido en ningún charco porque la gran mayoría de ellos no lee esta columna.

¿Habéis pensado qué tipo de cuñados sois?.

@Rutiguer_JED

P.D.: Esperemos que el 2017 sea bastante mejor de lo que ha sido este 2016 que se acaba. ¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!.

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Campo de Golf El Castillejo, Alcalá de la Selva