Seis disparos del alma y una felicitación desesperada

Pedro Hermosilla / MALDITAS, BENDITAS PALABRAS

 

1.Si brillasen en el cielo las estrellas
como te brillan en la cara los ojos
sin duda me enamoraría de ellas.

Si la Luna no entrase por tu ventana
para meterse y tocarte blanca en tu blanca cama
…celos…celos ¡Quiera Dios que se nublara!

2.Lo malo es vivir por ir viviendo,
lo malo es castigar, a golpes
de razón, los sentimientos.

Lo malo es el futuro y el pasado,
lo malo es no conjugar el presente,
lo malo es tropezar con el camino andado.

3.Yo soy el Dios y el Diablo,
el príncipe y el mendigo,
el asceta y el pecado.

En mi cuenta de debes y haberes
siguen sobrándome lunas,
faltándome amaneceres.

4. Ni me pirro por la moda,
ni me largo de rebajas:
mi sofá, mi libro, mi manta.

Ni “nova cuisine art decó”,
ni cotillón de año nuevo:
mi sofá, mi manta… mi Quevedo.

5. El futuro no me ocupa,
el pasado no me vale,
vivo un presente continuo
…como los animales.

6. Amo el tango desperdigado
que bailan las golondrinas,
que hicieron por confusión
sus nidos de golosinas
debajo de mi balcón.

 

Cuando el oscuro se hace el dueño,

y  el peso del silencio invade las vidas.

Cuando la blanca nada  del invierno

llena de nadie las avenidas.

Cuando  un diciembre embarazado va a dar a luz a un enero

que llora nieve, y frío, y más frío y aguaceros.

De pronto se abrazan las luces y la alegría en los hogares

porque nace otra vez un Dios niño

que llena el mundo de Navidades.

Be the first to comment on "Seis disparos del alma y una felicitación desesperada"

Leave a comment

Your email address will not be published.