Negra Navidad

Juan E. Daroqui / ECONOMISTA

En estos días que ha de prevalecer la paz, el amor, la amistad y todas esos tópicos tan bonitos, los malos están empeñados en amargarnos la existencia, y hacer de esta de 2016, una navidad negra o roja como la sangre que se está derramando.

Lo que está pasando en Alepo no tiene nombre. Una ciudad, cuyo casco antiguo era patrimonio de la humanidad, ahora está arrasada y ha sido convertida en un inmenso cementerio por el enfrentamiento de los fieles y amigos de Al Asad contra un variado enemigo compuesto por Daesh, los hermanos musulmanes y no sé cuantas facciones más. Compitiendo a ver quién es más salvaje, sin importarles los civiles que se llevan por delante, violando todos los derechos habidos y por haber, usando armas químicas y cometiendo atroces crímenes de guerra, y mientras, la ONU, EEUU y la UE miran para otro lado y dejan campar a Putin a sus anchas.

Una UE que está perdiendo cualquier liderazgo que tuvo a la carrera, y que está siendo atacada en su corazón por los locos del Estado Islámico que ni es estado ni es islámico. Primero en Francia y ahora en Alemania. Sembrando de muertos y heridos las calles, y metiéndonos el miedo y la tristeza en el cuerpo. Y la extrema derecha lanzándose como buitres a por Angela Merkel y los refugiados. Los atentados de Nueva York, Londres o Madrid, ¿también fueron culpa de los refugiados?.

Y por si esto fuera poco para ennegrecernos la Navidad, los asesinos de mujeres se están empleando a fondo. Cuatro mujeres asesinadas en un plazo de tres días es algo que nos deja helados. La violencia de género es algo transversal e igual le afecta a jóvenes que a mayores, a cultos e incultos, a ricos y pobres. ¿Cómo se puede parar esta sangría?.

Pero hay que seguir viviendo, y los que podamos, debemos seguir celebrando, si queremos, estas fiestas tan tradicionales. Y tratar de disfrutarlas con la familia, cuñados incluidos, los amigos y la gente a la que apreciamos. Podemos y debemos hacer de todo, celebrar pero sin olvidarnos de los que lo están pasando mal y pedir, a los que pueden hacer cosas, que las hagan de una vez. Que pongan todo su esfuerzo en solucionar la guerra en Siria (España va a presidir el consejo de seguridad de la ONU), que pongan todo su esfuerzo en acabar con la locura del estado islámico y que pongan todo su esfuerzo y medios en acabar con la violencia de género.

¡Os deseo a todos una feliz navidad!

@Rutiguer_JED

Se el primero en comentar on "Negra Navidad"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*