Nuevos datos sobre el asesinato del médico con antecedentes por pederastia

La víctima, de 63 años, fue golpeado pero falleció por asfixia

La investigación sigue su curso y poco a poco se empiezan a conocer nuevos datos sobre el asesinato que se cometió en Valencia la pasada semana. El médico jubilado de 63 años que fue hallado muerto con una bolsa en la cabeza y maniatado falleció por asfixia y no por los golpes recibidos previamente, según las conclusiones de la autopsia.

Juan Carlos Moragues, delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, ha informado hoy sobre este crimen, del que la Policía tuvo constancia la noche del 7 de diciembre, al descubrir el cuerpo los vecinos de la finca. El fallecido, un médico de 63 años con antecedentes por agresión sexual, estaba maniatado y desnudo, su cuerpo presentaba signos de violencia y tenía una bolsa en la cabeza.

Según ha informado hoy Moragues, el crimen fue descubierto porque había un grifo abierto que provocó humedades en el piso inferior de la vivienda, situada en la avenida de Peris y Valero del barrio de Russafa de Valencia, lo que puso en alerta a los vecinos.

El administrador de la finca cortó el suministro de agua a la finca y, al no responder a las llamadas, el propio administrador, que poseía un duplicado de la llave, entró junto a otros vecinos en la vivienda y descubrieron el cadáver, que estaba en el suelo, maniatado y con una bolsa en la cabeza. La investigación sigue abierta para tratar de esclarecer el móvil de esta muerte violenta.

Se el primero en comentar on "Nuevos datos sobre el asesinato del médico con antecedentes por pederastia"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*