Opinión

Derechos de imagen

Juan E. Daroqui / ECONOMISTA

Muy a pesar de un juez, que ha prohibido que se difunda la información (¡qué cosas tienen algunos!), nos estamos enterando que famosos futbolistas, que ganan cantidades obscenas de euros, contratan a bufetes, un tanto chapuceros, para evadir impuestos, para pagar menos de lo que les corresponde y por métodos, al parecer ilegales.

Pero esta gente, ¿cuánto dinero quiere ganar?, ¿no ganan lo suficiente?.

Cuando se es joven, con no mucho criterio, puede que con no demasiados estudios porque están jugando al fútbol desde muy niños, y no se tiene la cabeza bien amueblada, uno se debe rodear de gente que tenga lo que a uno le falta, pero eso parece que es muy difícil en ese mundo, y puede que, como Marcos Benavent, se conviertan en yonquis del dinero. Necesitan dosis y más dosis de dinero.

Muchos provienen de familias humildes y en poco tiempo se convierten en supermillonarios y no saben gestionarlo, y más aún con el carácter de alguno de ellos.

Personas que ganan veinte mil, treinta mil o más euros AL DIA, y además netos, que los impuestos por sus salarios se los pagan sus clubes, ¿por qué no quieren pagar los impuestos que les corresponde?. No tienen por qué pagar más, que paguen lo menos posible de manera legal, pero ¿son insaciables y nunca tienen bastante?.

Lo que ganan estos señoritos en un día es más de lo que ganan muchos en tres años, ¿y de verdad necesitan no pagar todos sus impuestos?.

Y este fraude parece que viene por la gestión de sus derechos de imagen, gente que debería ser un ejemplo para los más pequeños, se convierten justamente en el ejemplo de lo que no han de ser. Que las empresas que los usan como imagen de marca tomen nota de que no son precisamente una buena imagen, y les bajen sus cachés o directamente rescindan sus contratos. Pero de eso nada, como comenté la semana pasada, ocurre que a los ídolos se les perdona todo y ya pueden hacer barbaridades, que mucha gente seguirá comprando Nike o Adidas aunque sea un defraudador el que lo promocione.

Hacienda se debería poner a investigar con toda su fuerza a los presuntos defraudadores y en caso de ser culpables aplicarles la Ley con todo su peso, con sanciones ejemplares para que a otros se les vayan las ganas de intentar maniobras semejantes.

Ahora que se están negociando los presupuestos, ahí tienen una vía para conseguir más ingresos. Ya se han puesto de acuerdo para subirnos los impuestos del alcohol, el tabaco y las bebidas azucaradas. Que esa es otra, ahora parece que el señor Montoro es el ministro de sanidad y quiere velar por nuestra salud a base de que nos cueste más tomarnos un cubata (alcohol + bebida azucarada) y fumarnos un cigarrillo. Si consigue que nos gastemos menos en esas cosas no recaudará más impuestos por la subida pero se ahorrará en gasto sanitario. Muy astuto el ministro.

Pero a lo que estaba, que me disperso, es indignante lo que hacen muchos de los deportistas de élite y no se debe tolerar. En este país con casi el 30 % de la población en riesgo de pobreza, no puede ser que algunos de los que ganan muchísimo dinero no contribuyan con lo que les corresponde.

Es de una bajeza moral insoportable.

@Rutiguer_JED

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter