El Mercado Central, enfadado con las políticas de Ribó

Los incumplimientos constantes de los compromisos adquiridos por el Consistorio valenciano ha generado malestar entre los mercaderes

Por medio de una gran cadena humana se han manifestado un gran número de vendedores y usuarios del Mercado Central de Valencia, como forma de protestar contra la política del alcalde, Joan Ribó. El grupo de manifestantes ha unido sus manos desde las puertas de la Lonja y la avenida Barón de Carcer hasta llegar a rodearlo.

La Asociación de Vendedores del Mercado Central ha explicado en un comunicado que «esta iniciativa surge ante la pasividad del concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi» tras la asamblea del 21 de noviembre, en la que se aprobó que, para suspender por el momento las medidas previstas en protesta por las actuaciones que están afectando a las ventas en el Mercado Central, era necesario la firma de un documento por el concejal en el que se reflejara los compromisos adquiridos durante las diferentes reuniones, así como la exigencia de que se cumplan en determinados plazos.

En concreto, el documento propuesto al concejal de Movilidad para su firma solicitaba que antes de diez días se mantuviera una reunión entre ambas partes y la empresa encargada de elaborar el proyecto del parking de Plaza de Brujas para determinar la solución definitiva a la conexión peatonal y rodada de este parking con el sótano del mercado, y la distribución definitiva de la planta primera y concertar una visita al parking de Brujas, para repasar los detalles y las características del mismo con los vendedores.

 Igualmente, se había pedido señalizar antes de 10 días el desvío al mercado y al Parking de Oeste a Parcent desde Guillem Sorolla, para dirigirlos por la calle Maldonado/Pie de la Cruz; concretar la puesta en marcha antes de 10 días de un semáforo a la entrada de Avda. Mª Cristina, a la altura de la calle en Trench, para regular el paso de peatones, procurando así que se reduzcan las colas de vehículos.

Asimismo, se solicitaba concertar antes de 10 días una reunión con Grezzi y la empresa AUMSA (que es la que gestiona el parking de la Plaza de la Reina, reuniéndonos con la empresa pública que lleva la gestión), para abrir la circulación en la Avenida Barón de Carcer en dirección al mercado desde la plaza San Agustín, y hacerlo antes de comenzar las obras en el primer tramo de la calle San Vicente.

Además, concretaban que si se comenzara a intervenir en la Plaza de la Reina antes de abrir el parking de Brujas, se elaborara un plan de trabajo que respetase la circulación por la calle de La Paz y San Vicente hacia María Cristina, de manera que no afectara a los clientes que acceden en su vehículo al Mercado Central por esta vía.

También estipulan en el citado documento que antes de la ordenación y reurbanización de las Plazas de Brujas y del Mercado, no se deberá ver afectada negativamente ninguna línea de autobús de las que llegan al mercado, como ya ha supuesto la eliminación este verano de la línea 81, cuando ya se habían comprometido a no eliminar ninguna otra línea.

En definitiva, el mercado «solicitaba un documento firmado en el que el Ayuntamiento se comprometa a una reordenación del entorno de una manera que no afecte a vendedores y clientes, y sobre todo, que se les tenga en cuenta en el proyecto del parking de Brujas».

Be the first to comment on "El Mercado Central, enfadado con las políticas de Ribó"

Leave a comment

Your email address will not be published.