Valencia

Casa Caridad celebra el Día Internacional del Voluntariado con un ‘Mannequin Challenge’

La centenaria institución cuenta en la actualidad con casi 300 voluntarios que trabajan de forma desinteresada en las distintas áreas

Casa Caridad, asociación valenciana más que centenaria, se ha sumado también a la celebración del Día Internacional del Voluntariado que se celebra hoy lunes en todo el planeta. Para ello ha realizado diversos talleres y actividades dirigidas especialmente a esas casi 300 personas que colaboran de forma desinteresada ayudando a los colectivos más vulnerables.

La mañana ha comenzado con un acto de felicitación de todos los voluntarios, seguido de la proyección de los distintos vídeos que ellos mismos realizaron en los centros. La novedad que se ha incluido este año en el acto es la proyección del famoso “Mannequin Challenge” que algunos voluntarios y usuarios han realizado mostrando algunas de las actividades que oferta Casa Caridad.

Una vez terminadas las proyecciones, han comenzado las actividades y dinámicas de grupo con música, juegos de refranes, juegos en equipo, por parejas…Por otro lado, de forma paralela, se ha colocado un panel blanco para que todos los voluntarios pudieran escribir su opinión acerca de su sentimiento siendo colaborador en Casa Caridad.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter