Educacion Entretenimiento

Las piñas

LAS VAMPIAVENTURAS DE JUANDE*: “Las piñas”. Capítulo 11*

Pedro Hermosilla / Luis García del Real

 

Situación privilegiada:

Caaargueeen, apuuunteeen… fueeeeegoooorrrrrrrr.

Una batería de piñas con muy malas intenciones y con muy buena puntería impactan, una tras otra, en la cocorota de Nandito a una velocidad de vértigo.

– ¡Ah! ¡Ah!¡Ayyyyyyyyyy! ¡Maaaaaamááááá!

Ya estamos con la mamá. ¡Hay que ver el cariño que le tiene, y eso que no está tan güena como la mía!

Sale escopetao de la charca. Corre como alma que lleva el diablo por la veredita que conduce al albergue.

Va rápido como un “rayo moqueen” y se ha olvidado la ropa en la charca. Jejeje, esto pinta bien… De pino en pino, me propongo cortarle la retirada. Un buen general nunca deja prisioneros, siempre acaba su faena. ¡Banzaaaaaiiiiiiiiiiiii! Supero su carrera casi sin despeinarme gracias a mi supervelocidad saltarramil, y eso que llevo las ramas recogidas bajo el brazo y la camiseta metida en los carzoncillos.

¡Gracias, pájaro mediano! Preparo mi próxima celada justo donde la vereda se estrecha, entre un pedrusco y la entrada a una cuevecita.

Próximo objetivo: meter a Nandito en la cueva. Embocarlo, como si estuviera uno jugando al billar americano.

Compruebo si las ramas que llevo tienen piñas en ellas: Hay piedras… pero una cosa es asustar y otra, muy distinta, hacer pupa de verdad… Sí, hay piñas:

– ¡Bombardeeeeeoooooooooooooo!

Nando “el valiente” no encuentra otra posición de combate que la de ponerse de cuclillas e intentar protegerse la cabeza con los brazos (o sea, lo que los guerreros llamamos la “técnica del avestruz”) ¡Ay, que me da lastimica y tó! ¿Lastimica? ¿Pero qué estoy diciendo? ¡Una leche lastimica! ¡Quería llevarse a Pilín a escondidas a bañarse, y encima por la noche, con la de peligros que hay!

Al cabo de un rato, ya no me quedan piñas. Hay que parar así que paro.

Nandito sigue hecho un ovillo entre el peñasco y la cuevecita.

En estos momentos de calma, y viendo a Nandito así, me pregunto: ¿Por qué le tengo manía yo a este pavo? ¡Ah, sí! Mi mente me responde y, a través de mi memoria, me vienen a la cabeza las imágenes de Nandito pegando a Madi, quitando los bocatas a los peques, poniendo zancadillas, dando collejas, riéndose de los niños del cole becados, de los gordos, de los feos, de los gafotas, de los flacos…

¡Ah, ya me siento mejor! Preparado para seguir con el plan con espíritu renovado.

“Nandito el faltón” se da cuenta de que el bombardeo metralletopiñetero (o, mejor dicho: metralletopuñetero) ha terminado y, poco a poco, saca su cabecita de entre sus brazos como si fuera una tortuga perezosa recién levantada e intenta reincorporarse despacio, con cautela. ¿Se estará acordando otra vez de su madre…? Yo sí que me acuerdo de su madre muy a menudo. La última vez, cuando invitó a Pilín a bañarse.

Coloco las ramas que he recogido en forma de abanico…

 

*Ver Capítulos 1, 2, 3, 4 , 5, 6, 7, 8, 9 y 10  en Sección Educación o Entretenimiento

*Las “Vampiaventuras de Juande”, (el vampiro gitano) es un libro de lectura infantil/juvenil,de venta en colegios e IESS de Valencia, que sus autores, el docente Pedro Hermosilla y el ilustrador Luis García del Real publicarán por capítulos y en exclusiva para este diario cada semana, a lo largo de 32 capítulos.

print
Comentarios

Buenos días


No limites a tu hijo a tu propio aprendizaje, porque él nació en otra época. (Rabindranath Tagore)

GENERALITAT VALENCIANA

Concienciación Ciudadana

RÓTULOS CARDONA

RÓTULOS CARDONA

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Zaplana recibió casi 10 millones de euros en «mordidas»

ES NOTICIA…  Zaplana recibió casi 10 millones de euros en «mordidas»


La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha detenido este martes al exministro de Trabajo Eduardo Zaplana en su casa de Valencia acusado de blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, fraude y delito fiscal. La operación de la Fiscalía Anticorrupción que lleva el juzgado número 8 de Valencia investiga las adjudicaciones de las ITV concedidas en 1997 a una UTE de empresas y la concesión de parques eólicos a Sedesa, la constructora de la familia Cotino. Entonces Zaplana era presidente de la Comunidad Valenciana (entre 1995 y 2002).
Son los dos principales bloques de adjudicaciones públicas investigados, pero habría otros. A cambio de estas concesiones, el entonces presidente valenciano habría cobrado comisiones de casi 10 millones de euros, según las fuentes consultadas por ABC.
abc.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter