Opinión

Mestalla se pregunta

Miguel Ortiz

Mestalla es un funeral en el presente ejercicio. El Valencia decidió, antes del inicio de la temporada, prohibir el acceso a la grada de animación, es decir, a la Curva Nord, a los mayores de 30 años. Una postura que no entendieron estos aficionados y, por tanto, adoptaron como medida de fuerza, no alentar al conjunto blanquinegro durante los encuentros que disputa en el coliseo de la avenida de Suecia.

Seguramente no serán unos santos y cometerán sus errores, como todos, pero la actitud de la entidad presidida por Layhoon Chan me parece totalmente desproporcionada. El estadio se ha convertido en una auténtica caldera en los últimos años, precisamente desde la creación de la Curva Nord que, con sus cánticos, contagia al resto de la grada. Hacía muchas campañas que no veía a Mestalla animar con tanta intensidad y es una verdadera lástima lo que está sucediendo en el presente curso.

El Valencia necesita a la Curva Nord y la Curva Nord necesita al Valencia, todavía no hay fumata blanca en este conflicto y, en ocasiones, parece incluso que el cuadro de la capital del Turia juegue a domicilio porque se escucha más a los seguidores visitantes que están ubicados en el ‘gallinero’. Los futbolistas echan de menos a la grada de animación que, en tantos choques, ha llevado en volandas a los suyos y estoy convencido que esta temporada no se habrían escapado tantos puntos de casa con la Curva Nord a pleno pulmón.

La escuadra blanquinegra se enfrenta el domingo al Málaga a las 20.45 horas, un partido clave para comenzar a escalar posiciones en la clasificación. Por este motivo, los integrantes del fondo sur han preparado un recibimiento especial a los jugadores en su llegada al coliseo. Han realizado un llamamiento al resto de aficionados para que acudan a las 18.30 horas a la avenida de Suecia con senyeras, bufandas y ‘papelitos’ y convertir así el ‘aterrizaje’ del autobús en un auténtico espectáculo.

Estará la Curva Nord en bloque, mayores y menores de 30 años, su objetivo es demostrar que la grada animación sigue viva, muy viva, pero fuera del coliseo, donde lógicamente no tienen esa prohibición.

Una vez comience el encuentro será otra historia y estos hinchas continuarán mudos. Queda mucha Liga por delante, hay tiempo para arreglar este desaguisado y levantar entre todos a este Valencia que se merece regresar a puestos europeos. Con el apoyo incondicional de todo el estadio estoy convencido que se conseguirá.

Mestalla se pregunta qué pasa con la Curva Nord y el club y estos seguidores deben encontrar una solución pero ya. La animación no entiende de edad y debemos recuperar el sentiment que envuelve a una entidad con tanta historia.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter