Actualidad Cultura

Las Fallas, Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad

Se ha conocido la noticia desde Etiopía, donde estaba un comité encargado de representar a la fiesta valenciana

El día ha llegado, la fiesta más internacional de la ciudad de Valencia vive con ilusión la proclamación del título: Fallas,  Patrimonio de la Humanidad.

Un reconocimiento por el que se lleva años ‘luchando’, concretamente desde 2011. Y es que la fiesta de las fallas engloba un conjunto de expresiones artísticas, creativas, literarias, artesanas, musicales, pirotécnicas y de convivencia conocidas a nivel mundial y que involucra a más de 200.000 personas en su fiesta.

La noticia se conocía a las 12;45. Hasta Etiopía se ha desplazado el Concejal de Cultura Festiva y Presidente de JCF, Pere Fuset, que encabeza la comitiva valenciana acompañado del Secretario General, Pepe Martínez Tormo.

El propio Fuset ha informado desde Etiopía, visiblemente nervioso y emocionado, de la hora aproximada del veredicto, agradeciendo las innumerables muestras de apoyo y cariño recibidas. “Esa energía se nota desde aquí, a 5.000 kilómetros en Etiopía. Muchas gracias”.

Después de la proclamación la JCF tiene preparados una serie de actos a los que invita a participar al mundo fallero. Se trata de una ‘plantà al tombe’ de una falla a las 19:00h, a los pies de las Torres del Serranos. Así como seguramente se realice una ‘Crida’ a la Humanidad el próximo domingo 4 de diciembre, también en las Torres de Serrano.

Es por ello que desde JCF advierten al colectivo fallero que “estés a punto para salir a la calle, con blusón y pañuelo” para celebrarlo.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter