Actualidad

75 muertos al estrellarse en Colombia el avión que llevaba a un equipo de fútbol brasileño

En el aparato viajaban 72 pasajeros y nueve tripulantes. Hay seis supervivientes. El Chapecoense iba a disputar mañana la final de la Copa Sudamericana en Medellín

MH/Medios.- Un avión que transportaba a los jugadores del club de fútbol Chapecoense de Brasil se ha estrellado cuando se aproximaba al aeropuerto José María Córdova de la ciudad colombiana de Medellín. Al menos 75 de los 81 ocupantes -72 pasajeros y nueve tripulantes- han muerto, mientras que solo seis han logrado sobrevivir. El presidente de Brasil, Michel Temer, ha decretado tres días de luto en el país.

La aeronave, que había despegado del aeropuerto de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, se estrelló en torno a las diez de la noche (4:00 del martes hora penínsular española) entre las montañas de Cerro Gordo, en el departamento colombiano de Antioquia. Siete personas han podido ser rescatadas de entre el fuselaje, pero una de ellas, Danilo Padilha, portero del equipo, ha fallecido poco después en el hospital durante una intervención quirúrgica.

Dos heridos en estado grave

Entre los seis supervivientes hay tres jugadores del Chapecoense -Alan Ruschel, Jackson Follmann y Helio Neto-, además de la asistente de vuelo Ximena Suárez, el periodista Rafael Henzel y el técnico de la aeronave Erwin Tumiri. Pese a que un primer momento se informó de todos estaban «estables», el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha afirmado que dos de ellos se encuentran «graves».

«Se estableció un puesto de mando unificado para establecer prioridad a la búsqueda y rescate de sobrevivientes. Esa labor permitió el rescate de seis personas atendidas en el hospital. Tengo entendido que dos de ellas están graves», ha dicho Santos en una alocución.

Los equipos de socorro ya han conseguido rescatar 48 cadáveres del avión accidentado, según fuentes de la Policía colombiana. Los cuerpos recuperados «están siendo embalados» y evacuados del lugar del accidente en helicópteros de la Fuerza Aérea de Colombia.

Una zona de difícil acceso

En cualquier caso, los servicios de rescate siguen trabajando con la esperanza de que «haya más personas vivas». Según Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil), además de los 22 jugadores de fútbol, en el avión viajaban 28 dirigentes, miembros del cuerpo técnico e invitados especiales del club brasileño, así como 22 periodistas y nueve tripulantes.COLOMBIA-PLANE-ACCIDENT-FBL

El avión, una aeronave modelo Avro RJ85 que pertenecía a la compañía boliviana Lamia, avisó de que sufría «fallas eléctricas», según el comunicado emitido por el aeropuerto, si bien las autoridades colombianas, que han abierto una investigación, tampoco descartan que viajara con poco combustible.

El mismo avión trasladó hace 18 días a la selección argentina de Lionel Messi desde Belo Horizonte (Brasil) a Buenos Aires, tras jugar un partido de eliminatorias para Rusia 2018. Fuentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) han afirmado este martes al diario Clarin que era una aeronave «precaria». «Se movía mucho, tenía ruidos por todos lados y los problemas de espacio eran evidentes, tanto que había inconvenientes para acomodar el equipaje de mano en los compartimentos dentro de la cabina», han señalado.

La zona donde la aeronave se ha precipitado no es de fácil acceso y las fuertes lluvias han complicado las tareas de rescate durante toda la noche, por lo que los servicios de emergencia no han podido trabajar plenamente en el lugar del accidente hasta el amanecer del martes.

Cambio de vuelo a última hora

El vuelo debía haber llegado a Medellín hacia las 21:33 hora local (03:33 hora peninsular del martes), pero perdió el contacto con la torre de control cuando volaba cerca de La Ceja.

El club deportivo Chapecoense, de la ciudad de Chapecó, en el estado brasileño de Santa Catarina, se dirigía a Medellín para disputar el miércoles el partido de ida de final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional, que, tras conocer la tragedia, ha ofrecido el título al humilde equipo brasileño.

La delegación Chapecoense se vio obligada a cambiar sus planes de vuelo a Colombia por una decisión de la autoridad de la aviación brasileña, que le impidió desplazarse a Medellín en un vuelo chárter directo. A última hora, embarcó en un avión comercial de la compañía Boliviana de Aviación hasta el aeropuerto de Viru Viru, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, donde hizo escala y allí tomó un nuevo vuelo chárter operado por la aerolínea Lamia, que nunca llegó a su destino: la primera final de un torneo internacional en sus 43 años de historia.

Viajaba para jugar la final de la Copa Sudamericana

Precisamente, las últimas imágenes del equipo aparecen en un vídeo publicado en Facebook Live, donde se ve a varios jugadores justo antes de embarcar en un primer avión en São Paulo-Guarulhos, que los llevaría al aeropuerto boliviano de Viru Viru, donde cogerían el segundo y fatal vuelo.

Los compañeros que no fueron convocados para el partido, como el argentino y exjugador del Villareal Alejandro Martinuccio, están conmocionados por el suceso. «Es muy difícil. Hoy me levanté con esta noticia. Las cosas pasan, no sé por qué pasan. Estoy triste. Yo me estaba recuperando de una lesión y por eso no viajé», ha declarado el delantero de 28 años a Radio La Red.

En el estadio Arena de Chapecó se han concentrado decenas de seguidores del equipo de fútbol, conmocionados por la tragedia. El presidente de Brasil, Michel Temer, ha decretado tres días de luto y ha ofrecido cuatro aviones de la Fuerza Aérea Brasileña a los familiares de las víctimas para que viajen a Medellín.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario