Actualidad

Valencia se inunda con la tormenta más fuerte desde el 2007

Un total de 152 litros por metro cuadrado cayeron ayer en unas horas en Valencia

El agua que ha caído en las últimas horas , casi alcanza el registro de lo acumulado en todo lo que llevamos de año. En todo 2016, se habían recogido en Valencia 176 litros por metro cuadrado. En las últimas horas, 150.

El director de la Agencia Valenciana de Emergencias, José María Ángel, se reunió este domingo con el president Puig y se estuvo en contacto con el alcalde de Valencia, se decidió establecer el nivel 0 de emergencias.

Preocupaba el área metropolitana y los municipios de l’Horta. Según ha señalado, en Valencia se han recogido 150 litros por metro cuadrado, 100 en Onda,  la lluvia se ha desplazado en la madrugada al sur de Castellón, y va a seguir lloviendo durante todo el día, por eso Ángel, pide que se extremen las precauciones si se va a coger el coche.

Desde 2007 no llovía así, la tormenta más fuerte de casi una década ha dejado un reguero de pequeñas inundaciones, ha dificultado el tráfico en muchas carreteras, por ejemplo en la Pista de Silla, en la CV 365 en Paterna, en la V23 en Puzol.

En la ciudad de Valencia, se cortaron al tráfico los túneles, anegados por el agua, pero ya se ha vuelto a la normalidad, también funciona sin incidencias el servicio de metro y tranvía.

Los servicios de emergencias han atendido centenares de llamadas, relacionadas con achiques, rescates de vehículos, incidencias en las carreteras. De momento no se han registrado daños personales, sí materiales, que se irán valorando a lo largo de este lunes.

La lluvia obligó también a suspender el partido que el Levante iba a jugar contra el Rayo Vallecano en el Ciudad de Valencia.

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter