Actualidad

Ryanair busca personal, y lo hará en Valencia

La aerolínea irlandesa no deja de crecer por lo que amplía su flota laboral

La aerolínea prevé crear un total de 2.000 puestos de tripulación de cabina (TCP) en 2017 para hacer frente a los niveles de crecimiento de la compañía, que espera recibir 50 nuevos aviones en el próximo año y cuyo objetivo es transportar 180 millones de pasajeros en 2024. Para ello, el 17 de diciembre estará en Valencia para una jornada de reclutamiento.

En concreto, la ‘low cost’ irlandesa tiene previsto contratar a 2.000 vuelos tripulantes de cabina (TCP), 1.000 pilotos y 250 ingenieros de aeronaves, además de promocionar a 300 primeros oficiales, como parte de su programa de desarrollo de comandantes en su red europea de 84 bases aeroportuarias, según detalló la aerolínea.

Para ello llevará a cabo varias jornadas de reclutamiento en las próximas semanas, a través de empresa Crewlink, dentro del proceso de selección de personal con el que espera generar más de 3.500 empleos en 2017 entre contrataciones y promociones de personal.

En España, la compañía tiene previsto celebrar varias jornadas de selección de personal en las siguientes ciudades y fechas: Palma de Mallorca (28 de noviembre), Málaga (1 de diciembre), Barcelona (2 de diciembre), Sevilla (7 de diciembre), Madrid y Granada(8 de diciembre), Valencia(17 de diciembre), Barcelona (21 de diciembre) y Madrid y Málaga de nuevo el 22 de diciembre.

A los candidatos seleccionados se les ofrecerá un contrato garantizado de tres años para trabajar a bordo de aviones de Ryanair, con 1.200 euros para las nuevas incorporaciones.

 

print
Comentarios

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter