Un guardia civil fuera de servicio salva la vida de un menor

El agente, destinado en el puesto de Ontiyent, paseaba con sus hijos por un centro comercial cuando observó como el pequeño de 5 años se golpeaba con una mesa y quedaba inscosciente

Eran las 17:45 horas del pasado 15 de noviembre cuando el sargento primero Comandante de Puesto de Ontinyent, se encontraba libre de servicio en un centro comercial de esa misma localidad en compañía de sus dos hijos.

Al subir a la segunda planta del centro, observó como un niño, de unos cinco años de edad, que se encontraba sentado en una mesa, con la silla inclinada al ir hacia delante, se golpeó con una esquina de la mesa y cayó al suelo inconsciente.

La madre del niño reaccionó levantando al pequeño e intentando mantener la boca abierta sin poder conseguirlo. Con la mayor diligencia y de forma rápida, el agente se dirigió hasta el menor que estaba inconsciente y se puso de rodillas mientras que la madre sujetaba al niño, y con destreza y habilidad consiguió abrirle la boca y sujetarle la lengua hasta que recobró el conocimiento.

Entonces colocó al menor en posición de seguridad una vez que la rigidez de su boca cedió y procedió a tranquilizarle tanto al niño como a su madre, que estaban en estado de shock El guardia civil requirió a las personas que presenciaban la escena que llamarán al 112 al objeto de solicitar la asistencia sanitaria en el lugar, para el reconocimiento del menor.

Sin duda,  la profesionalidad y determinación que demostró este agente del Cuerpo en esta actuación, logró solucionar la situación y evitar un mal mayor.

Be the first to comment on "Un guardia civil fuera de servicio salva la vida de un menor"

Leave a comment

Your email address will not be published.