Parchis
Valencia

Sequía: La Albufera, bajo mínimos de agua en época de máximos

Ayuntamiento de Valencia y Conselleria de Medio Ambiente piden a la Confederación Hidrográfica del Júcar una aportación de 8,1 Hm3

En esta época del año, de noviembre a enero, el lago de La Albufera de Valencia debería alcanzar 40-50 centímetros sobre el nivel medio del mar. Sin embargo y según una información que recohe este sábado el diario LevanteEMV,  en este momento está más de 20 centímetros por debajo del nivel que debería tener desde el pasado 1 de noviembre, según confirmana pescadores y barqueros de El Palmar, El Saler y Silla.

Así, desde la consellería de Medio Ambiente y también desde el Ayuntamiento de Valencia, advertían en una carta remitida a la Confederación Hidrográfica de Júcar (CHJ), de la necesidad urgente de una aportación de 8,1 Hm3 que permitiría alcanzar una subida de 30 centímetros del nivel del agua para conseguir una adecuada renovación y nivelación de las aguas.

La “perellonà”

En esta época del año, conocida en el entorno del lago cómo la “Perellonà”, las aguas pueden llegar a alcanzar los 40-50 centímetros sobre el nivel medio del mar, pero ante la escasez de lluvias y el poco aporte de los acuíferos, el nivel es alarmantemente inferior.

Además y como se argumenta desde las dos administraciones valencianas, en el último año hidrológico no se han conseguido los 210 Hm3 previstos en el Plan hidrológico de cuenca, “ni la CHJ ha informado de las medidas que piensa adoptar para aportar agua al lago”, señalan, por lo que el nivel del lago se ha visto agravado por la extracción de agua para inundar los “tancats” que albergan durante el invierno los puestos de caza, de Silla y Sueca.

El bajo nivel del agua puede tener consecuencias medioambientales catastróficas para el lago, explica Levante, porque, entre otros efectos, se favorece la entrada de agua del mar, lo que produce una mayor salinización del agua dulce que ya ha provocado que se haya utilizado agua del tancat de l´Illa, un humedal artificial de 16 hectáreas junto al Estany de la Plana. También puede perjudicar a las aves migratorias, que visitan el lago en su trayecto hacia África para escapar de los rigores del invierno en el norte de Europa, y a la avifauna autóctona del lago.

Embarcaciones de Vela laitna en La Albufera
Embarcaciones de Vela laitna en La Albufera

Pero es que además y según el Ayuntamiento valenciano, la falfa de agua aumenta el riesgo de anoxia (falta de oxígeno en el agua) y producción de substancias tóxicas para la fauna piscícola, agravada por la presencia de grandes explosiones de cianobacterias, organismos microscópicos con características de bacterias y algas, que se dispersan por el agua y producen turbiedad y toxinas (el veneno que producen los seres vivos), por lo que también se vería afectada la pesca en el lago.

Según la misma información, el bajo nivel de La Albufera también ha provocado ya que algunos barqueros se hayan quedado varados en el barro del fondo y hayan tenido que ser rescatados. En El Palmar, los barqueros aún pueden salir al lago, aunque con cuidado, porque “los que ya somos experimentados no tenemos problemas para navegar, pero alguno se ha quedado atascado y hemos tenido que ir a por él”.

Asimismo, en el puerto de El Saler también han tenido que mover barcas de su zona habitual de amarre porque “se habían quedado encima del barro”. Los barqueros que ofrecen diariamente paseos por el lago también han observado en un tramo de su ruta habitual, el denominado “passadís”, se ve que se está ya en una situación complicada. Durante los último años, aseguran, “nunca habíamos visto en esta época del año un nivel tan bajo de agua”.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario