Democracia prostituída

Bepunto Nito / LA CAJA DE PAN…DURO

Como es mi primera vez, para evitar que nadie empiece a hacer conjeturas y a colgarme alguna etiqueta equivocada, vaya por delante: no he votado a la derecha en mi vida y, a finales de los 70, corría por las calles del Rastro de Madrid delante de los “grises” reivindicando la Democracia para los españoles; una Democracia (no es un error, siempre la escribiré con mayúsculas) que ha ido prostituyendo cada una de las legislaturas que ha pasado por el Congreso de los Diputados; y no me refiero solo al gobierno de cada momento sino a cada uno de los partidos que han ido apareciendo en el panorama político español, llegando al máximo nivel de prostitución en las dos últimas elecciones generales que se han celebrado.

La interpretación que han hecho algunos ¿líderes políticos? de los resultados electorales, es para hacerles escribir 35 millones de veces (uno por cada elector) el significado de Democracia:

Democracia
nombre femenino
1. 1.
Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes.

Los Picapiedra (Pedro y Pablo) se han pasado un año paralizando un país entero solo para buscar de qué forma podían alimentar, aún más, ese ansia ególatra de poder, a cualquier precio, que les ha llevado a perder por el camino más de un millón de votos entre los dos, sólo en este año, eso sí, arrastrando a una nación a una situación de odio y rencor, incluso entre sus propios votantes y compañeros, que ya creíamos olvidada; y eso han sido capaces de hacerlo, en un país que fue ejemplo mundial por su transición pacífica.

Estos personajes han olvidado que el voto del pueblo es soberano, que, si no te han elegido, te esperas a las siguientes; pero no, uno hace arengas al más puro estilo estalinista de los años 40 (por favor, que nadie olvide, cuando se deja llevar por los discursos enfatizados de Pablo… ¡¡Joseph Stalin sigue siendo el mayor genocida de la historia de la humanidad!!) y el otro, por su pusilanimidad, pensando que le adelantan por la izquierda, se ha olvidado que el PSOE es un partido socialdemócrata y que la extrema izquierda no tiene ningún sentido en la sociedad actual, salvo para aquellos, como Pablo, que pretenden aborregar al mayor número de personas posible, a base de discursos fáciles (lo mismo hacía Adolph Hitler ¿eh? – segundo genocida en el ranking – que dominaba la palabra tan bien como él), aprovechándose de sus necesidades y diciéndole lo que todos quieren oír, pero sin explicarles que la miseria y los racionamientos, como los de Venezuela, vienen originados por eso mismo que están predicando y, lo más importante, que serán ellos, y solo ellos, los que decidan, e impongan, qué es lo mejor para los ciudadanos.

Y volviendo a la interpretación/prostitución de mi voto, vamos a ver, no busquéis significado, si yo no voto a Podemos ¡es porque no quiero que gobierne! ¿vale? Y si no voto a PP es porque tampoco, ¿que uno de los dos saca más votos que el resto? Pues me aguanto y, como buen demócrata, espero que mis congresistas hagan la oposición correcta para poder ganar las próximas elecciones, pero ni insulto a los votantes de los partidos contrarios (señores podemitas: ni soy tonto, ni subnormal; simplemente no me fío de los que, sin haber trabajado en su puta vida, se erigen en la voz de los trabajadores) ni enervo a las masas para provocar enfrentamientos, que lo único que pueden conseguir es recuperar odios, ira y rencores que ya nos costó más de medio siglo comenzar a olvidar.

@VMWG2013

Be the first to comment on "Democracia prostituída"

Leave a comment

Your email address will not be published.