Entretenimiento

El Condenado

Nueva sección en ENTRETENIMIENTO. Todas las semanas, en exclusiva, una historia real del Más Allá de Jacques Fletcher en Bitácora Internacional

Jacques Fletcher / BITÁCORA INTERNACIONAL

Hace un siglo aproximadamente, John Davies, un joven labrador inglés, fue condenado a la horca por un tribunal galo por haber atacado y desvalijado a dos hombres en una carretera cerca de Montgomery. Davies se defendió de la acusación aduciendo que el atacado había sido él y que los hombres en cuestión le habían dado una paliza antes de llevarlo a la ciudad y denunciarlo por un delito que no había cometido.

No existían testigos de la trifulca y los dos querellantes no tenían precisamente una buena reputación. Mas también es cierto que John Davies no estaba bien visto por los galos.

Cuando Davies fue llevado al cadalso, lanzó a todos los presentes una protesta que heló la sangre a todos los que lo oyeron:

-Soy inocente y muero rogando a Dios que pruebe mi inocencia no dejando crecer jamás la hierba sobre mi tumba.

El ajusticiado fue enterrado en un apartado rincón del cementerio de Montogmery.

El cementerio era un lugar recubierto en su totalidad de resistente hierba, pero pronto se comprobó que la tumba de Davies era diferente a la de las demás. En su sitio, sólo se veía un rectángulo de tierra desnuda, sin una brizna de hierba.

Pronto corrió el rumor entre los habitantes de la población y muchos eran los que se desplazaban hasta el cementerio para ver la misteriosa tumba. La municipalidad, enfurecida con este hecho, ordenó recubrir la tumba de césped. Pero este amarilleo muy pronto, y al poco murió completamente seco. Entonces se hizo remover la tierra y volver a sembrar el césped, pero de nuevo las raíces murieron a los pocos días.

Más de treinta años después de la muerte John Davies, para permitir el ensanche de una calle y el trazado de otra, todo el cementerio se rehízo. Se alzo el suelo unos sesenta centímetros y para ello fue necesario remover la tierra. El lugar cambió por completo. El suelo fue enarenado y reconstruido y gracias a la pericia de los jardineros, se sembraron granos de hierba, la zona se convirtió en un soberbio césped en pocas semanas, sin nada que ver con el anterior y tétrico cementerio. Sólo una cosa lo hacía reconocible. El oscuro y yermo rectángulo de tierra donde fuera enterrado el ajusticiado John Davies.

Jardineros y expertos  examinaron el terreno. Se cambió la tierra, se pusieron abonos, se sembraron céspedes nuevos e incluso se plantó un rosal. Pero todo fue en vano. En la tumba de Davies nada en absoluto era capaz de crecer.

La municipalidad, impotente por este misterio, decidió que fuera la propia naturaleza quien obrara a su antojo. No obstante, para que el misterioso rectángulo no pareciera tan extraño, se colocó una cerca a su alrededor.

El suceso sigue hoy sin explicación. El rectángulo de tierra desnuda aún puede verse en la actualidad en el antiguo cementerio de Montgomery.

¿Era, por tanto, realmente inocente, John Davies?

 

-Si quieres leer otros artículos, sígueme en www.bitacorainternacional.es, la web que hizo historia en temas paranormales fundada en 1997-

Bitácora Internacional

Jacques Fletcher

print
Comentarios

Buenos días


No limites a tu hijo a tu propio aprendizaje, porque él nació en otra época. (Rabindranath Tagore)

GENERALITAT VALENCIANA

Concienciación Ciudadana

RÓTULOS CARDONA

RÓTULOS CARDONA

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Zaplana recibió casi 10 millones de euros en «mordidas»

ES NOTICIA…  Zaplana recibió casi 10 millones de euros en «mordidas»


La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha detenido este martes al exministro de Trabajo Eduardo Zaplana en su casa de Valencia acusado de blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, fraude y delito fiscal. La operación de la Fiscalía Anticorrupción que lleva el juzgado número 8 de Valencia investiga las adjudicaciones de las ITV concedidas en 1997 a una UTE de empresas y la concesión de parques eólicos a Sedesa, la constructora de la familia Cotino. Entonces Zaplana era presidente de la Comunidad Valenciana (entre 1995 y 2002).
Son los dos principales bloques de adjudicaciones públicas investigados, pero habría otros. A cambio de estas concesiones, el entonces presidente valenciano habría cobrado comisiones de casi 10 millones de euros, según las fuentes consultadas por ABC.
abc.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter