Valencia

1-1. Un Valencia bipolar

El cuadro de Prandelli vuelve a mostrar su peor cara y empata ante el Deportivo en Riazor

Miguel Ortiz @Miguelortiz1974)

Bipolar, es incomprensible. Este Valencia tiene dos caras… o las que le quieran poner. Después de completar un partido redondo ante el Barcelona hace una semana, en el que Undiano Mallenco le privó de la victoria, vuelve a las andadas. El cuadro de Mestalla sigue sin levantar cabeza en la Liga y logró un rácano empate (1-1) contra el Deportivo de La Coruña en Riazor en la décima jornada. Otro tropiezo que le mantiene instalado en el lado oscuro, a un punto del Sporting de Gijón que marca la zona de descenso a Segunda División. Cesare Prandelli tampoco logra cambiar el rumbo de los suyos.

El conjunto de Gaika Garitano salió al terreno de juego con más tensión, los gallegos también estaban con el agua al cuello, en el agujero negro de la clasificación, aunque avisó primero Parejo con un disparo que rechazó Tyton. La escuadra blanquiazul volcaba todo su juego por la banda izquierda donde se encontraba Abdennour de improvisado lateral. Esa banda era una autopista hacia la portería de Diego Alves. El portero brasileño sacó de manera providencial un remate de Emre, una auténtica pesadilla para los visitantes.

El triste protagonista de la primera parte fue, sin lugar a dudas, Rodrigo Moreno, quien pudo adelantar al equipo blanquinegro hasta en dos ocasiones. Tuvo dos mano a mano con Tyton pero el guardameta local le rebañó el cuero en la primera y, poco después, el delantero intentó una vaselina que se le fue demasiado arriba. Y en el último segundo de este periodo llegó el tanto psicológico, un centro que cabeceó Emre a la red. El futbolista turco entró completamente solo desde atrás ante la pasividad de los defensas y medios defensivos.

En la caseta, el mensaje era obligado. Marcar pronto para voltear el encuentro. Y así fue, después de dos aproximaciones peligrosas del Deportivo, llegó el tanto esperanzador. Tyton no acertó a despejar el esférico, le cayó a Nani que asistió a Rodrigo Moreno que, esta vez sí, introdujo el balón con suspense en la portería. Era el minuto 56, más de media hora por delante. El italiano Cesare Prandelli decidió poner todas las cartas sobre la mesa y antes del empate metió a Munir que sustituyó a Abdennour, mandó a Cancelo al lateral diestro y a Montoya al zurdo, lo más lógico, pero desde el inicio.

Sin embargo, el encuentro no cambió de tónica, la inercia seguía siendo la misma, con los locales con una velocidad más que su adversario. Marlos y Borges estuvieron a punto de desnivelar de nuevo la balanza para los de Garitano, el Valencia no daba casi señales de vida sobre el terreno de juego de Riazor. Nani lo intentó con un lanzamiento lejano y Montoya en una internada al área tras una magistral asistencia de Medrán que entró por Enzo Pérez. Y cuando parecía que el empate ya no se iba a mover del luminoso, Mangala sorprendió a propios y a extraños con un tiro desde la frontal del área, Tyton detuvo en dos tiempos. En el descuento, llegó la polémica porque un centro de Munir se estrelló en el brazo de Fernando Navarro y el cuadro de Mestalla reclamó pena máxima. Sigan sigan, según el colegiado González González. Al final, un punto para cada uno que no sabe absolutamente a nada y los de la capital del Turia continúan sin reaccionar.

Datos del partido.-

Deportivo: Tyton, Juanfran (F. Navarro, m. 85), Albentosa, Sidnei, Luisinho, Mosquera, Borges (Dos Santos, m. 76), Bruno Gama, Marlos, Emre Çolak y Florin Andone (Babel, m. 78).

Valencia CF: Diego Alves, Montoya, Mangala, Garay, Abdennour (Munir, m. 53), Enzo Pérez (Medrán, m. 68), Mario Suárez, Parejo, Nani, Joao Cancelo y Rodrigo Moreno (Fede, m. 74).

Goles: 1-0. M.45: Emre Colak. 1-1. M. 55: Rodrigo.

Árbitro: González González (comité castellano-leonés). Amonestó a Albentosa del Deportivo, y a Nani, Mangala, Garay, Enzo Pérez y Montoya del Valencia CF.

Décima jornada de LaLiga Santander, disputado en la noche del lunes a las 20.45 horas en Riazor.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter