Valencia

Competición: ‘La actitud de los jugadores del Barcelona les ridiculiza y descalifica’

Mientras el Valencia CF expulsa al joven que lanzó la botella de agua, el FC Barcelona asume el papel de víctima y el Comité señala a Neymar como provocador

Manuel Huerta.- El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol impone al Valencia C.F. una multa en cuantía de 1.500 euros por infracción del artículo 101.2 del Código Disciplinario de la RFEF, con apercibimiento de clausura de sus instalaciones en el supuesto de reiterarse incidentes análogos.

Según reza el texto de la resolución del comité, “los hechos que aparecen reflejados en el acta arbitral (lanzamiento de varias botellas (?), impactando una de ellas en el jugador número 11 del F.C. Barcelona Don Neymar Da Silva Santos, que se corroboran a través de las imágenes obrantes en el expediente, constituyen una infracción prevista en el primer párrafo del artículo 101.2 del Código Disciplinario de la RFEF”.

Competición elogia los sistemas de seguridad del Valencia para identificar rápidamente a la persona que lanzó la botella, que ”debería servir de ejemplo para otros clubes en supuestos análogos” y que ha tenido ”su reflejo” en la sanción que finalmente se ha impuesto, aunque puntualiza que ”no fue una, sino varias las botellas lanzadas, sin que se haya identificado al resto de autores del grave incidente, cuyo riesgo potencial merece especial reproche”. ” Siendo loable la identificación de uno de los autores de los lanzamientos (el que tuvo más puntería), no consta idéntica reacción o resultado frente al resto de energúmenos, cuyas acciones en sí misma (pese a la afortunada falta de puntería al no haber llegado a alcanzar sus objetivos) es igualmente grave que la del espectador identificado”, desarrolla la resolución del Comité.

Pero lo que destaca el fallo del comité es la actuación de los futbolistas del Barcelona. ”No debe pasarse por alto el reprochable comportamiento que muestran algunos jugadores del F.C. Barcelona al dirigirse con ciertos gestos y expresiones hacia el público durante la celebración del gol que acababan de anotar. Tampoco constituye precisamente un ejemplo de deportividad la exagerada reacción de algunos jugadores del referido club que, sin haberles llegado a alcanzar ninguna botella, simulan o fingen de forma simultánea haber sido golpeados igualmente por un objeto mucho más contundente que la botella que alcanza a uno solo de ellos. Sin embargo, la invocada “provocación previa” (sic) a la que alude el Valencia, C.F. no puede operar con el pretendido efecto atenuante ni, mucho menos, exculpatorio de responsabilidad. Ello es así, en primer lugar, por cuanto que el referido comportamiento poco ejemplar de algunos jugadores del F.C. Barcelona les descalifica y ridiculiza por sí solos. Pero es que, a mayor abundamiento, insistimos en que nada, absolutamente nada, justifica una reacción violenta por parte del público”, explica el escrito.

Según hemos podido saber desde este diario, el Valencia CF ya le ha anunciando al joven de 17 años que lanzó la botella que queda expulsado como socio del club.

“Campaña contra el Barça”

Curiosamente y en contraposición, tanto a la actuación del Valencia con el responsable del lanzamiento como a la resolución del Comité de Competición en la que censura con dureza la actitud de los futbolistas barcelonistas, el diario Sport encabeza una campaña de lavado de imagen del FC Barcelona, insistiendo en dos aspectos fundamentalmente: presentar como víctimas a los jugadores que provocaron el incidente con sus insultos intolerables a los aficionados, aludiendo a la ignorancia del Fair-play deportivo e inventando un “terrible ambiente hostil” y condenar la “violencia” con las que se emplearon los jugadores del Valencia durante el encuentro.

Así, de forma parcial y subjetiva, el citado diario deportivo, -órgano extraoficial de comunicación del club azulgrana-, publica titulares que buscan lavar la penosa imagen deportiva que Neymar, Messi y Suárez mostraron en Mestalla: “Son víctimas, no provocadores” titula este miércoles, con un antetítulo todavía más parcial: “una campaña para desprestigiar al Barça”.

Por su parte, Jordi Mestre, vicepresidente del FC Barcelona, aseguró ayer que el ambiente que vivió el pasado sábado en Mestalla fue ”hostil” y ha criticado al presidente de la Liga, Javier Tebas, que acusó a Neymar de provocador tras el botellazo recibido en Valencia.

Mestre ha subrayado que “yo estuve en Valencia y pocas veces, por no decir ninguna, no he visto un ambiente tan hostil. Lo que debería hacer Tebas es evitar que haya violencia en los estadios. Y no atacar a los jugadores, que son los que dan espectáculo y le permiten vender la Liga en China, Asia o Estados Unidos. Es un ejecutivo de la Liga y debe cuidar a los jugadores”.

Mestre, en declaraciones a la televisión catalana, reiteró que “pocas veces he visto en un campo un ambiente tan hostil, incluso en el palco de autoridades” y ha mostrado su enfado: “En estos casos hay que saber mantener el fair play, si no sabemos mantener el fair play, mejor que nos dediquemos al pressing catch”.

Todo un insulto a la razón, a la verdad y al señorío de un club y de una afición, la de Mestalla, la del Valencia Club de Fútbol, que con el estadio lleno supo animar a su equipo y respetar el desenlace del partido. Ese señorío que los actuales directivos del Barcelona estan demostrado no tener.

 

print
Comentarios

Buenos días


No limites a tu hijo a tu propio aprendizaje, porque él nació en otra época. (Rabindranath Tagore)

GENERALITAT VALENCIANA

Concienciación Ciudadana

RÓTULOS CARDONA

RÓTULOS CARDONA

EL PLANTÍO

ES NOTICIA… Zaplana recibió casi 10 millones de euros en «mordidas»

ES NOTICIA…  Zaplana recibió casi 10 millones de euros en «mordidas»


La Unidad Central Operativa de la Guardia Civil ha detenido este martes al exministro de Trabajo Eduardo Zaplana en su casa de Valencia acusado de blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, fraude y delito fiscal. La operación de la Fiscalía Anticorrupción que lleva el juzgado número 8 de Valencia investiga las adjudicaciones de las ITV concedidas en 1997 a una UTE de empresas y la concesión de parques eólicos a Sedesa, la constructora de la familia Cotino. Entonces Zaplana era presidente de la Comunidad Valenciana (entre 1995 y 2002).
Son los dos principales bloques de adjudicaciones públicas investigados, pero habría otros. A cambio de estas concesiones, el entonces presidente valenciano habría cobrado comisiones de casi 10 millones de euros, según las fuentes consultadas por ABC.
abc.es

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter