Valencia está en emergencia hídrica

La capital y su área metropolitana no disponen de abastecimiento suficiente de los pantanos valencianos

La situación generada por la interminable falta de precipitaciones resulta especialmente dramática en la provincia de Valencia, con los pantanos al 18% de su capacidad.

Según publica este martes el diario ABC en su edición de la Comunidad Valenciana,  el embalse de Contreras almacena 106 hectómetros cúbicos cuando está preparado para albergar 852. En Tous, 34 años después de la pantanada, se guardan 48 hectómetros sobre una capacidad de 378.

De acuerdo con el último informe sobre la gestión de la sequía de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) Valencia y el área metropolitana se encuentra en situación de emergencia.

Solo Cortes II presenta unos niveles aceptables de reserva de agua en una provincia donde pantanos como el del Algar, Bellús o Forata están literalmente secos. Una situación similar a la que se encuentran los embalses alicantinos de Guadalest y el Amadorio.

Y es que los embalses de la Comunidad Valenciana solo han aumentado sus reservas esta semana en tres hectómetros cúbicos pese a las lluvias registradas los últimos días. El agua caída no resulta suficiente y los pantanos de la región agonizan con apenas un 21,34% de sus reservas, equivalentes a 522 hectómetros cúbicos almacenados sobre una capacidad total de 2.446, de acuerdo con los datos difundidos este martes por el Ministerio de Medio Ambiente.

En diez embalses de la Comunidad Valenciana el agua almacenada no supera los cinco hectómetros cúbicos y hay uno seco (el Algar en Valencia).

Respecto a la misma semana del año 2015, los embalses de la Comunidad Valenciana guardan 232 hectómetros cúbicos menos de agua. Respecto a la media de los últimos diez ejercicios la comparativa todavía resulta más preocupante,  con tan solo 269 hectómetros cúbicos.

Se el primero en comentar on "Valencia está en emergencia hídrica"

Deja tu comentario

No se publicará tu email


*