Dotar de honorabilidad a Podemos

Vicente Torres

Se observa en El País el intento de dotar de honorabilidad a Podemos. Eso, al menos, se desprende del artículo de J.I.Torreblanca. Obviamente, está condenado al fracaso. De donde no hay materia prima no se puede sacar nada.

Podemos en conjunto y cada uno de sus líderes en particular se desacreditan ellos mismos cada vez que dan un paso. Su simpatía hacia los etarras es palpable, incluso llevan en sus listas a la hermana de un etarra. Su cercanía con el chavismo no se puede borrar, e incluso podría decirse sin temor a equivocarse que es el modelo que quisieran implantar en España. Sus vínculos con Irán también están a la vista de todos.

La falta de respeto de sus dirigentes por las instituciones democráticas clama al cielo. Montan numeritos para jurar la Constitución, van vestidos de cualquier manera para el acto, llevan los niños al escaño en un gesto que luego no pueden justificar adecuadamente, se besan en los morros, y luego se burlan de los ciudadanos al referirse a ese acto en la tribuna de oradores. Ante el Rey, en un acto en el que representa a todos los ciudadanos, hacen el payaso, con perdón para los payasos, etc.

¿Qué significa eso de que Podemos debería haber pactado, o no, con el PSOE? Aunque el PSOE haya errado el camino, al dejarse colonizar ideológicamente por los nacionalistas, y también al enfocar sus objetivos en vengarse de Franco (a estas alturas y de qué modo), fue fundado para servir a los españoles, no para hundirlos en la miseria.

El PSOE es un partido legítimo en origen, que precisa de una catarsis que lleve al rearme ideológico, desprendiéndose de lo que le sobra y tomando lo que es propio.

Podemos es un partido que no tiene idea buena, ni la puede tener. Y no es el único de ese estilo que hay en España. Algo no se hizo bien en su día y pudieron florecer partidos nefastos.

Be the first to comment on "Dotar de honorabilidad a Podemos"

Leave a comment

Your email address will not be published.