Cultura

Alas rotas

Antonio Gil-Terrón Puchades

He llegado a esa edad en que llega un día que comienzas a desandar el camino andado, a la búsqueda de aquella inocencia temprana que el Mundo, zarpazo a zarpazo, poco a poco te robó.

Y te pones en camino, mas todo lo que encuentras son unas viejas alas rotas; aquellas con las que un día, en los albores de la adolescencia, aprendiste a volar.

Y recoges con delicadeza del suelo el único testimonio que te queda de aquellos inexpertos años de inocente locura; del primer beso y el primer adiós. De aquellos tiempos sin tiempo, plagados de caídas y golpes, en un continuo levantarse y volver a empezar.

Y mirando al lejano cielo, rompes a llorar, como si el grito de dolor que ahora se ahoga en tu pecho, fuera suficiente para las alas arreglar.

Y es entonces es cuando te preguntas para qué quieres alas, si ya hace mucho tiempo que olvidaste volar…

print
Comentarios

Buenos días


La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad. (Aristóteles)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter