Opinión

¡¡Que me tienen harto!!

Pedro H. Pineda

 

-¿No me digas que andas cabreado otra vez?

Pues sí, querido amigo. Hay días en los que tengo el cabreo más subido que en otros. Depende de la ración de televisión que se me haya suministrado. Porque hay veces en que no hago más que encender la caja tonta y me empieza a subir la bilirrubina. Hoy, por ejemplo:

-Que los socialistas van a celebrar un Congreso, o algo parecido, para decidir si se abstienen o no. Que si se abstienen todos, o sólo unos pocos. Que no parezca que se apoya a un tal Rajoy, que debe ser el Jefe del Gobierno. Que los catalanes y los gallegos y los leoneses o no sé cuántos más van a decir que no. Que ellos son del Sánchez. Que otros van a decir que sí, porque son de la andaluza. Y ninguno habla de España. Y ninguno piensa en que hace falta un gobierno ¡YA!, sea el que sea y viniera de dónde venga. Ellos, A LO SUYO.

-¿Y qué es lo suyo, caro amigo? Muy sencillo. Digan lo que digan, primero piensan es en su poltronita.

(¡Qué buen sueldo tienen “los joíos”!). Que piensan, digo yo, en que si hay nuevas elecciones, a lo mejor no los eligen, y adiós sueldecete. Que piensan en su partido, porque a lo mejor lo pisotea el Podemos ese, que piensan que antes “partía que doblá”, en frase ya histórica de aquella que tal… Y que no piensan que hay que ceder en algo para que España tenga sus presupuestos, los viejitos nuestro paguilla, los niños su educación, los enfermos sus hospitales, las carreteras su baches arreglados, etc., etc., etc.,

-Pues el busto parlante de turno deja a los políticos y empieza con su “política”. Porque escucha, amigo, cada canal de televisión tiene “su política”. ¿Qué me dices? ¿Siii?

-Pues sí. Mi hijo que está independizado, pero que sigue comiendo en casa, es el que tiene el mando del “mando” de la tele mientras llenamos la bartola, tiene algo de adivino -o se sabe bien qué “política” tiene cada cadena. “Papá, voy a poner el tal canal -pongan aquí un numeral ordinal- que estarán hablando de “la Gurtel””. Clavao, oye. No falla. “Oye, Papá, cambiemos de ordinal a ver que dicen del Bárcenas”.

Como si la estuviera viendo, tampoco falla. ¡Ponme la “Tele -un cardinal ahora-“, dice mi señora, y ahí que salen la Pantoja, su hija, su sobrina, los del “edredoning”, y la madre que los trajo a cada uno de ellos, que será una santa, pero que a mí qué me importa lo que piense tal señora de lo pendejo/a que sean su retoño.

Y a todo esto sube y sube mi cabreo. Los garbanzos se me atragantan, el postre me sabe amargo, el café no hay quien se lo tome… En fin, que con grito de Tarzán incluido, acabo pidiendo: “Por favor, nene, pon una película en la que salgan gallinicas”. ¡Me tienen harto, de verdad!

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter