Actualidad

Olivas medió en Bancaja para Cotino hasta 39 millones en beneficios

Cotino reconoce que pagó 500.000 euros el ex presidente de la Generalitat y de Bancaja por el asesoramiento

M.Huerta.- El empresario Vicente Cotino ha reconocido este martes en el juzgado que pagó 500.000 euros a José Luis Olivas, ex presidente de la Generalitat y de Bancaja, por la gestión y asesoramiento de la venta de sus acciones en la empresa Proyectos Eólicos Valencianos a Ibedrola, empresa en la que figuraba como consejero el propio Olivas. Según Cotino, se comprometió a pagar dicha cantidad a Olivas si conseguía que Iberdrola pagara el máximo precio posible por sus acciones.

Los hechos se remontan a 2008, cuando una empresa del en su momento fue máximo dirigente autonómico asesoró a una mercantil de Vicente Cotino, sobrino de Juan Cotino, expresidente de las Cortes Valencianas y exdirector general de la Policía.

Cotino pagó una factura de 500.000 euros a Olivas a través de la sociedad Imarol, una empresa que el banquero creó poco después de dejar la presidencia de la Generalitat. La intervención del ex presidente de Bancaja en la venta de las acciones a Iberdrola le reportó una plusvalías de más de 39 millones al grupo Cotino, según ha reconocido en el juzgado.

El expresidente autonómico y el empresario Vicente Cotino se enfrentan a un juicio por presuntos delitos contra la Hacienda pública y falsedad documental, así como la mujer de Olivas, Mercedes Álvarez, que también comparece en el Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia y que se ha desvinculado de la labor de asesoramiento de su marido. José Luis Olivas también ha declarado a respuestas de la Fiscalía, que “defendía los intereses de Bancaja y Cotino, también los intereses de Iberdrola porque quería tener un parque eólico en la Comunidad. No tenía ninguna incompatibilidad”.

Olivas ha asegurado que la empresa que usó para cobrar la comisión la constituyó “cuando dejé la política. Era para asesorar en materia jurídica, asesoramiento amplio”. “Mi mujer era administradora y hacía lo que yo le decía”, ha apuntado. Imarol sólo emitió un par de facturas desde que se constituyó y Olivas ha matizado que “podría haber emitido las que quisiera pero por razones éticas no quise abrir un despacho”. En cambio, su mujer sí ha admitido en el juzgado que firmó uno de los documentos de la operación cinco años después de que se cerrara. Mercedes Álvarez ha dicho que pese a que la comisión de 500.000 euros se cobró entre los meses de agosto y septiermbre de 2008, el documento de la empresa se firmó en 2013.

El ministerio público pide para los dos acusados dos años de prisión y multa de 200.000 euros por un delito fiscal y un año de prisión y multa de 2.700 euros por falsedad documental. La fiscalía provincial de Valencia solicitó al Juzgado de Instrucción número 14 de Valencia la apertura de juicio oral contra Olivas y Vicente Cotino y contra las empresas Grupo Fiscal Asedes Capital, Sedesa Inversiones e Imarol.

print
Comentarios

Buenos días


La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad. (Aristóteles)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter