Valencia

Me llamo Miriam, tengo 22 años y tengo cáncer de mama

El Día Mundial contra el Cáncer de Mama nos deja este emocionante relato de una valenciana que no se ha rendido frente al cáncer

¡Hola! Me llamo Miriam y tengo 23 años. El 3 de agosto de 2015 me diagnosticaron cáncer de mama. Como para cualquier persona, es un golpe muy duro, pero decidí afrontarlo de la mejor forma posible, siempre en positivo. Con esta páginas me gustaría ayudar a gente, que pase por mi misma experiencia, y enviarle fuerza y apoyo a todos ellos, a mis compañeros y compañeras de batalla. Never give up. Nunca os rindáis“.

Esas son las palabras con las que comienza un viaje de optimismo y esperanza esta valenciana vecina de Mislata. Se trata de una joven que se ha decidido a llevar a cabo una iniciativa para ayudar, a través de su experiencia a todas aquellas personas que padezcan una situación como la que atraviesa.

Bajo el pseudónimo ‘Un lazo rosa con 22’, Miriam ha puesto en marcha el proyecto ‘Never give up’ en el que “quise normalizar mi vida lo máximo posible, sentirme útil y continuar como una más, sin sentirme enferma ni diferente al resto” con el fin de “ayudar a tantas y tantas personas que se enfrentan a estos miedos cada día”.

A través de cuatro vídeos, Miriam refleja “todo el proceso, donde un equipo de profesionales y yo, hemos ido grabando las cosas más relevantes de lo que ha sido esta etapa de mi vida con la finalidad de ayudar, motivar y enviar fuerza a quien lo necesite. Con estos vídeos no hay segundas intenciones ni nada que no sea real. No ha habido segundas tomas ni guiones preparados. He sido yo en todo momento, diciendo lo que sentía y pensaba en cada parte de este proceso”, explica la joven al compartir su primer vídeo.

Con la publicación del primero superó en tres días los tres millares de reproducciones. Supuso la primera piedra de un proyecto en el que muestra sus esperanzas, miedos, deseos así como una situación particular. Tres años antes de aquel agosto de 2015, se le detectó un bulto en el pecho que no era necesario quitar, según los expertos, porque “no iba a ser malo”.

“Siempre tuve la esperanza porque soy muy joven, pero cuando me lo dijeron me sentó muy mal. Lloré el primer día y luego pensé que o lo llevaba bien o mal y he decidido llevarlo de forma positiva”, destaca. En sus primeros días dudaba si llevar un pañuelo o una peluca, optando por la segunda opción finalmente.

Hoy es el Día Mundial contra el Cáncer de Mama. En España se diagnostican 26.000 tumores al año, de los cuales el 85% de los casos se curan. A día de hoy, Miriam Calero puede decir que está curada, pero recuerda perfectamente cómo ha sido su día a día en este último tiempo y es por ello que anima a “luchar día a día, sin rendirse jamás”.

print
Comentarios

Buenos días


La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad. (Aristóteles)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter