Actualidad

El huracán Matthew provoca la evacuación de millones de estadounidenses

Más de 100 muertos en el Caribe y en máxima alerta a los estados de Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte

Millones de estadounidenses se han desplazado al interior del país desde los estados de Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Georgia durante la noche de este miércoles, haciendo caso de las autoridades que han instado a la población a evacuar la costa sur de Estados Unidos por la tormenta. La recomendación es que busquen refugio al menos a 160 kilómetros de distancia de la costa.

“Todos en nuestro estado deben prepararse para un impacto directo”, ha declarado el gobernador del estado de Florida, Rick Scott. “Si ‘Matthew’ impacta directamente contra Florida, la destrucción podría ser catastrófica y necesitamos estar preparados”, ha añadido.

Presidente Obama

“Quiero enfatizar al público que esta es una tormenta grave. Confiamos en que ocurra lo mejor, pero queremos prepararnos para lo peor”, ha alertado el presidente de EE.UU., Barack Obama, sobre la llegada del huracán Matthew a Florida.

Lo ha hecho este miércoles en declaraciones a la prensa después de reunirse con varios miembros de su Gobierno para tratar estos preparativos. Obama, ha afirmado que el huracán Matthew es “grave” y tendrá un “impacto significativo en Florida”, por lo que ha instado a los ciudadanos de ese estado y la costa atlántica estadounidense a prepararse y obedecer las órdenes de evacuación si las reciben.

Los estados de Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, que están dentro de la trayectoria prevista del huracán, han declarado el estado de emergencia, lo que ha permitido a sus gobernadores a movilizar a la Guardia Nacional, con el fin de facilitar las tareas de evacuación.

Miami, en el estado de Florida, recibe las primeras nubes de Matthew/Twitter
Miami, en el estado de Florida, recibe las primeras nubes de Matthew/Twitter

Según han informado varios medios locales, en las carreteras de salida de Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Florida se han producido importantes atascos a lo largo de la noche del miércoles. En los cuatros estados se han habilitado múltiples refugios y las gasolineras se encuentran bajo mínimos.

Tras haber azotado el martes por la noche el extremo oriental de Cuba, Matthew ha cruzado el archipiélago de las Bahamas con vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora. A su paso por el Caribe, Matthew ha dejado 110 muertos en Haití y República Dominicana y un reguero de destrucción. Según el boletín de las 11.00 hora local (17.00 hora española) del Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense, el huracán, que actualmente está en la categoría 3 de la escala de Saffir Simpson, se situará “muy cerca de la costa este de Florida el jueves por la tarde”.

Obama ha indicado que “Matthew” “ya ha golpeado Haití con un efecto devastador” y que ahora avanza hacia las Bahamas, y “como no va a golpear demasiada tierra, va a ir fortaleciéndose en su camino a Florida”. Los últimos modelos por ordenador muestran una gran parte de Florida dentro del cono de proyección del huracán.

“Anticipamos que para mañana por la mañana, ya habrá empezado a tener un efecto significativo en Florida, y después tendrá el potencial de fortalecerse y subir por la costa (atlántica) a lo largo del día”, ha pronosticado.

Uno de los modelos que predice la evolución, el europeo, apunta a que Matthew podría tocar tierra en el condado de West Palm Beach, al norte de Miami, aunque la mayoría sitúa el ojo del ciclón muy cerca fuera de la costa, en el agua. El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió este martes que un impacto directo de Matthew en Florida podría causar una destrucción masiva como no se ha visto en el estado desde el paso del huracán Andrew en 1992.

“Quiero asegurarme de que todo el mundo presta atención a sus autoridades locales. Si hay una orden de evacuación en su comunidad, tienen que tomársela en serio (…). Siempre se puede reconstruir, o reparar las propiedades, pero no se puede restaurar una vida que se ha perdido”, ha advertido.

Preparados para lo peor

Según Obama, todavía hay “una posibilidad de que el eje de la tormenta golpee a Florida y a algunos estados más al norte”, e incluso si eso no ocurre, “habrá vientos con fuerza tropical, y el potencial de que la tormenta empeore, y todo eso podría tener un impacto devastador” en la región.

Antes del paso de la tormenta, la Agencia Estadounidense de Desarrollo Internacional (Usaid) proporcionó 400.000 dólares en asistencia inicial a Haití y Jamaica y desplegó un equipo de gestión de desastres en esos países y en las Bahamas, para responder a posibles emergencias derivadas del paso de la tormenta.

Obama ha instado a los estadounidenses que no sepan cómo prepararse para el paso de la tormenta a visitar la web oficial ready.gov y seguir sus instrucciones.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter