Actualidad Valencia

La trama del Colegio de Graduados se destapa

Cenas de 20.000 € y gastos del presidente por 36.000 €

La Agencia Tributaria acaba de abrir una investigación para poder aclarar irregularidades en las cuentas del Colegio de Graduados Sociales de Valencia ha detectado que la entidad colegial anotó como gastos corrientes en los últimos ejercicios fiscales cenas por más de 20.000 euros y dispendios del presidente,Ricardo Gabaldón, que oscilan entre los 5.000 y los 9.000 euros anuales, que durante los últimos cinco años han supuesto un coste para las arcas colegiales superior a los 36.000 euros.

Los técnicos buscan las anotaciones en las cuentas de los graduados sociales, como las cenas de hermandad y relaciones institucionales que han servido para que el Colegio de Gravador Esteve 4 se deduzca el Impuesto de Sociedades, pese a que se trata de gastos no deducibles y que han servido para pagar menos a la Administración de Hacienda.

Institucionales

En concreto, el Colegio de Graduados Sociales de Valencia que engloba a unos 1.000 colegiados, incluyó en las cuentas con el epígrafe de Relaciones Institucionales gastos en 2011 por un total de 15.634 euros; en 2012, 12.497 euros; en 2013, 15.804 euros; en 2014, 16.706 euros; y en 2015 fueron 16.457 euros. Unas partidas que llaman poderosamente la atención porque se destinaron a la compra de regalos para altos funcionarios y cargos de la Generalitat Valenciana.

Las cuentas de los graduados también utilizaron como gasto deducible del Impuesto de Sociedades las cenas de hermandad y jura que tuvieron un coste de 16.274 euros (2011), 13.918 euros (2012), 17.558 euros (2013), 15.408 euros (2014) y 23.865 euros en el último ejercicio fiscal de 2015.

Aunque los gastos más significativos se refieren a la representación del presidente como partida individual y los desembolsos de la junta de gobierno como otra anotación a parte. Ricardo Gabaldón dilapidó 8.242 euros en 2011, 8.139 euros en 2012, 9.164 euros en 2013, 5.250 euros en 2014 y 6.344 euros en 2015. Mientras que su junta de gobierno justificó gastos por 11.010 euros en 2011, 9.644 euros en 2012, 15.782 euros en 2013, 10.249 euros en 2014 y 10.556 euros en 2015.

Se trata de partidas que para los técnicos de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) no son desgravables por estar sujetas al impuesto por liberalidades, como pueden ser gastos de cenas o dietas de presidencia que no están debidamente justificados y que pueden afectar a la base del impuesto. El artículo 14.1.e de la legislación tributaria establece la no deducibilidad expresa de las liberalidades como gasto fiscal en la base imponible, cualquiera que sea su denominación. Una circunstancia que hace pensar que las modificaciones contables de los graduados sociales pueden afectar considerablemente al resultado del total activo y pasivo del año 2014 en cantidades y partidas diferentes como inmovilizados que desaparecen o cambian de denominación pese a referirse al mismo ejercicio fiscal.

Los inspectores de Hacienda analizan los balances del colegio valenciano e intentan hallar la justificación de que existan variaciones frecuentes entre las cuentas presentadas ante la junta por un lado y ante la Agencia Tributaria por otro. De igual modo, se intenta dilucidar cuáles han sido los motivos de la alteración de las sumas totales en los resultados de varios ejercicios fiscales.

print
Comentarios

Buenos días


La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad. (Aristóteles)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter