Opinión

Atribuido a Tennessee Williams

Vicente Torres

Se trata de la siguiente frase: “Creo que el odio es un sentimiento que sólo puede existir en ausencia de toda inteligencia”.

En principio, parece cierta, dado que todo el entramado moral y ético de la humanidad tiene su asiento en el instinto de supervivencia como especie y el odio atenta claramente contra él, no parece muy inteligente.

Sin embargo, la experiencia demuestra que hay personas muy inteligentes y otras que no lo son tanto que usan su talento para hacer el mal, incluso a quienes no les han hecho nada, ni tampoco se les ve intención de hacérselo. ¿De dónde surge el mal?, me preguntó cierta persona que suele presentarse como creyente, cosa que le permite sentirse superior a los demás, y que luego pude comprobar que en realidad su padre es Satanás. Hay mucha gente tratando de demostrar la existencia de Dios (también la inexistencia). Sería curioso que quizá la prueba sea la existencia de Satanás. Porque es evidente que a lo largo de los tiempos se viene metiendo en la cama de muchas mujeres y luego salen los monstruos que nos amargan la vida.

El mal no existe entre los animales, que se limitan a obedecer su instinto. En cambio, el ser humano lo desobedece y si lo hace es porque se rebela contra su propia naturaleza.

La persistencia del pueblo judío, que no reconoce a Jesucristo, podría servir como prueba de la existencia de Dios. ¿Cómo es posible que perviva durante tantos siglos habiendo sufrido tantas persecuciones de todo tipo?

Pero la cuestión es el odio, contrario a toda inteligencia y que, además, envenena a quien lo siente y, sin embargo, ahí está, campando por sus respetos entre la humanidad.

Hay incluso partidos políticos que viven de fomentar el odio, cosa que consiguen fácilmente y les proporciona pingües dividendos. Votarlos es una torpeza.

print

5 Comments

Haga clic aquí para publicar un comentario

  • Estupendo texto. Frases y comentarios similares han sido expuestas por todo tipo de intelectuales desde la antigüedad: el odio como razón de quienes no la tienen.
    Con mi personal aprecio.
    Pancracio Celdrán

  • Me parece una buena reflexión, pero hay ciertas afirmaciones que no comparto. El que haya personas a las que se les podría tachar como verdaderos hijos de Satanás no tiene, en la mayoría de los casos, nada que ver con el acto sexual realizado por sus respectivas madres en el momento de su concepción. El hijoputa no nace, se hace. Y hay muchos factores que inciden y que no tienen nada que ver con la genética. La infancia, la adolescencia, la juventud o la madurez, según sea vivida, o interrelacionada con ciertos acontecimientos externos, pueden producir un tipo de persona u otra.

  • Muy bien explicado, pero sólo apuntar un pequeño error.
    Hay casos entre los animales de maldad y quien los ha observado no ha tenido la sensación de un simple instinto. Hay chimpancés que se han mostrado crueles al matar otros chimpancés y no digamos monos de otras especies.
    En un documental sacaron unas impresionantes imágenes de una orca jugando con una pobre foca a la que lanzaba al aire una y otra vez por simple diversión.
    El ser humano es tan vulgar que ni siquiera en la crueldad somos totalmente diferentes de los animales.

  • Buenas tardes Vicente gracias por sus artículos tan bueno (no quiero odiar es horrible,aunque a veces el daño que te puedan causar,te ponga en es punto)
    Buenas tardes.
    Un saludo.

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter