Opinión

Por orden alfabético

Jose Segura / LO QUE HAY

A causa de la confluencia de hechos judiciales y escándalos que afectan al partido en el gobierno, viene hoy la prensa cargadita de nombres de altos cargos del PP, implicados directa o indirectamente en casos de corrupción. Y cada periodista se ha tenido que buscar la vida para comentar la misma lista con titulares y párrafos distintos. Todo un ejercicio de profesionalidad literaria para contar lo mismo.

Y anoche, en un grupo de Twitter se debatía sobre la corrupción en el PP, y se tocaban temas tan variados como que los bancos devuelvan el dinero, que en su día se les prestó y que ahora se da por perdido, o que Rajoy se vaya, asumiendo de una vez su complicidad o su incapacidad para actuar con limpieza.

Así que entre lo de anoche y lo de hoy, no quisiera permanecer ajeno al temita, más que nada porque cabe la posibilidad de que, chillando muchos a la vez, algo cale y la cosa pueda cambiar.

Mi recurso literario para comentar la acumulación de casos de corrupción en el PP, va a ser el orden alfabético. Una manera como cualquier otra de listar a tanto chorizo. Empiezo pues.

Barberá, Rita. La gota que ha colmado el vaso. El último traspié para el PP. El Tribunal Supremo ha cantado de una vez y va a investigar a la todavía aforada exalcaldesa por blanqueo. Como Rita no dimita con urgencia, Rajoy se encontrará con un nuevo problema.

Bárcenas, Luis. El extesorero del PP que no para de juzgado en juzgado, haciendo temblar las piernas a los máximos representantes del partido. Ahora, ha retirado la denuncia por la destrucción de los discos duros de sus ordenadores. ¿Por qué, si debe saber que la justicia va a seguir con el caso? ¿Le habrán dado una escuchita de parte de Rajoy?

Cotino, Juan. El piadoso político, investigado por haberse embolsado –presuntamente- unos milloncejos a costa del viaje del Papa a Valencia. Instrucción judicial paralizada hasta que se aclare si los magistrados Enrique López y Concepción Espejel –demasiado próximos al PP- son o no recusados. La mano de Rajoy es alargada y agradecida.

Fernández Díaz, Jorge. Ministro del Interior en funciones y más piadoso, si cabe. Recientemente denunciado ante los tribunales por las conversaciones conspirativas contra altos cargos de la Generalitat catalana. Espiado en su propio despacho sin que su ángel Marcelo lo pudiera evitar. Mano ejecutiva –con burdas maneras- de la falta de diálogo de Rajoy ante el proyecto de independencia catalana.

Guindos, Luis de. El ministro de Economía y Competitividad en funciones, que ayer puso en práctica el suicidio político con sus declaraciones en la comisión del Congreso. Suicidio que a un posibilista como él le debe importar un carajo, aunque ha preferido morir prestando un nuevo servicio de protección a Rajoy, el auténtico amigo de Soria.

Matas, Jaume. Expresidente del gobierno autonómico de Baleares y mezclado en múltiples asuntos de corrupción, que incluyen desde el caso Nóos hasta el precio de favor de su palacete. Actualmente en conversaciones con el fiscal, ofreciéndole cantar para evitar la cárcel que tanto teme. Fue citado por Rajoy como ejemplo de gobernante.

Soria, José Manuel. Uno de los exministros más mentirosos de la historia, pillado con empresas en paraísos fiscales, amigo de las poderosas empresas energéticas y azote de todo aquel que apoyara las energías renovables como alternativa barata y ecológica. Elegido, por unos días, como candidato a director ejecutivo del Banco Mundial. Dimitido de inmediato por el escándalo de tal propuesta y, según él mismo, por orden del gobierno. O sea, de Rajoy.

Y dejo ya la lista, porque resultaría interminable e indigestible para los lectores. Pero no sin antes destacar que en esta lista por orden alfabético aparece un denominador común: Mariano Rajoy, el que nos quiere gobernar.

Twitter: @jsegurasuarez

print
Comentarios

Add Comment

Click here to post a comment

TU ANUNCIO en esta columna


Póngase en contacto con nuestro
gestor de publicidad Tf. 654 98 80 17

ES NOTICIA…Los alumnos de Baleares, los peores en Lengua Castellana en Selectividad

ES NOTICIA…Los alumnos de Baleares, los peores en Lengua Castellana en Selectividad

Los estudiantes de Baleares obtuvieron una nota media de 5,64 puntos en el examen de Lengua Castellana y Literatura en la última convocatoria de Selectividad, la peor calificación de todas las comunidades autónomas.En la misma línea, los alumnos baleares fueron los que más suspendieron en la prueba de acceso a la universidad de la asignatura de castellano, con un 28,15 %.
La calificación media de los estudiantes del archipiélago que hicieron la Selectividad el año pasado se situó en Lengua Castellana y Literatura un 12,5 % por debajo del promedio estatal, que fue de 6,45 puntos.
(elmundo.es)

InformaValencia, en Facebook

InformaValencia, en Facebook

Sígueme en Twitter