Cultura

El IVAM presenta la exposición ‘Ignacio Pinazo y las vanguardias. Afinidades electivas’

Con motivo del centenario del fallecimiento del pintor valenciano y en la nueva sala que lleva el nombre del autor

El director del Institut Valencià d’Art Modern, José Miguel G. Cortés, el comisario de la exposición, Javier Pérez-Rojas, y el responsable de Relaciones Institucionales de Caixa Popular, Francesc Alós, entidad colaboradora de la muestra, presentan ‘Ignacio Pinazo y las vanguardias. Afinidades electivas’ en una visita guiada.

La exposición, que reúne alrededor de 150 obras, pretende romper con prejuicios y visiones restringidas sobre Ignacio Pinazo y su presencia en el IVAM, planteando un diálogo y acercamiento de su obra a la de creadores de las más diversas corrientes y tendencias como Julio González, Picasso, Joaquín Torres-García, Pancho Cossío, Jean Dubuffet, André Masson, Kurt Schwitters, Manolo y Jacinta Gil, Joan González Pellicer, Francisco Lozano, Emilio Vedova, Vicente Esteban, Antonio Saura, Manuel Valdés, Robert Rauschenberg, Paul Klee o Pablo Gargallo.

La exposición se exhibe en la nueva Sala Pinazo, anteriormente Sala La Muralla, un espacio de más de 1.000 metros cuadrados, casi el triple de los 380 m2 de la galería 6 del IVAM que hasta ahora llevaba su nombre.

Con motivo del centenario del fallecimiento de Ignacio Pinazo Carmarlench (1849-1916), el IVAM ha programado una de las exposiciones más especiales en torno a su figura como justo homenaje a uno de sus artistas más geniales. Pinazo es un pilar fundamental del IVAM con una colección compuesta por un centenar de pinturas y más de seiscientos dibujos, la mayor parte de ellos donados por la familia del artista en 1986.

print
Comentarios

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter