Actualidad

El Papa Francisco proclama santa a la madre Teresa de Calcuta ante miles de fieles

Más de 100.000 personas asisten al acto / El Pontífice canoniza a la fundadora de las Misioneras de la Caridad en una multitudinaria ceremonia en la Plaza de San Pedro en el Vaticano / La Reina Sofía representa a España en la canonización de la Madre Teresa

MH.- El Papa Francisco ha proclamado este domingo santa a la madre Teresa de Calcuta, en una multitudinaria ceremonia en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

Francisco ha elogiado la labor de la religiosa “en defensa de la vida humana”, al asegurar que hizo “sentir su voz a los poderosos de la tierra para que reconocieran sus culpas ante los crímenes de la pobreza creada por ellos mismos”.

El pontífice utilizó como es habitual la formula en latín para proclamar la santidad de la religiosa que murió en Calcuta en 1997 y pedir que fuese inscrita en los libros de los santos de la Iglesia.

El prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, el cardenal Angelo Amato, acompañado del postulador de la causa, Brian Kolodiejchuck, presentó a Francisco la petición de canonización de la madre Teresa.

Entonces el Papa pronunció la fórmula en latín: “En honor de la Santísima Trinidad, por la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo y de los santos apóstoles Pedro y Pablo, después de haber reflexionado largamente e invocado la ayuda divina, y escuchando el parecer de muchos de nuestros hermanos obispos, declaramos santa a la beata Teresa de Calcuta”.

Y el pontífice añadió: “y la inscribimos en el Catálogo de los Santos, y establecemos que en toda la Iglesia sea devotamente honrada entre los santos”.

Francisco la ha presentado al mundo como “dispensadora de la misericordia divina, poniéndose a disposición de todos por medio de la acogida y la defensa de la vida humana, tanto la no nacida como la abandonada y descartada”.

Para Francisco, Santa Teresa de Calcuta, “se ha inclinado sobre las personas desfallecidas, que mueren abandonadas al borde de las calles, reconociendo la dignidad que Dios les había dado; ha hecho sentir su voz a los poderosos de la tierra, para que reconocieran sus culpas ante los crímenes de la pobreza creada por ellos mismos”.

En su homilía, Francisco ha manifestado que “hoy entrego esta emblemática figura de mujer y de consagrada a todo el mundo del voluntariado: que ella sea vuestro modelo de santidad”.

Y ha pedido que “esta incansable trabajadora de la misericordia nos ayude a comprender cada vez más que nuestro único criterio de acción es el amor gratuito, libre de toda ideología y de todo vínculo y derramado sobre todos sin distinción de lengua, cultura, raza o religión”.

Cómo hubiera deseado la Madre Teresa, la ceremonia tenía que dar el primer puesto su familia, que son los pobres. Por eso 1.500 personas que reciben techo o comida en casas de las Misioneras de la Caridad de toda Italia ocupaban el puesto de honor a la izquierda del altar.

La reina doña Sofía se protegía del implacable sol de El Vaticano / facebook
La reina doña Sofía se protegía del implacable sol de El Vaticano / facebook

Gran ovación

Tras la proclamación se oyó un fuerte aplauso en la Plaza de San Pedro del Vaticano, donde se han congregado 100.000 personas.

Después se llevó hacia el altar una reliquia de la santa, unas gotas de sangre contenida en un especial relicario tallado en madera con forma de cruz.

La madre Teresa de Calcuta se convierte en santa 19 años después de su muerte, el 5 de septiembre, y tras un rápido proceso de canonización ya que fue proclamada beata el 19 de octubre de 2003 en otra ceremonia multitudinaria en el Vaticano.

Un proceso para el que se han necesitado dos milagros aprobados -uno para la beatificación y otro para la canonización- y que han sido la “curación inexplicable” de una mujer india de religión animista, Mónica Bersa, de 34 años, que padecía un tumor en el abdomen del que sanó en 1998, y del brasileño Marcilio Andrino, que se curó de una grave infección cerebral en 2008.

La madre Teresa de Calcuta, que será conocida como la santa de “los más pobres entre los pobres”, “la santa de la misericordia”, es también la primera santa premio nobel, pues recibió el galardón dedicado a la Paz en 1979.

La reina Sofía

Su Majestad la Reina Doña Sofía ha encabezado la delegación española de la que formaban parte la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo; el secretario de Estado para la Unión Europea, Fernando Eguidazu; y el embajador de España ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga.

Doña Sofía saludó al Papa en la Capilla de la Piedad antes de la canonización de la madre TeresaDoña Sofía saluda al Papa en la Capilla de la Piedad antes de la canonización de la madre Teresa

Doña Sofía ha elegido un traje de chaqueta blanco, color que se les permite sólo a las reinas católicas, pero en esta ocasión decidió no llevar mantilla como un gesto para alabar la sencillez de la madre Teresa de Calcuta, según informó la Casa Real.

Durante la ceremonia se ha protegido del fuerte sol en la capital italiana con una sombrilla blanca, gafas de sol y un abanico blanco. Lleva consigo en este acto una medalla de la congregación de las Misioneras de la Caridad, fundada por madre Teresa, y que la religiosa le entregó durante uno de sus encuentros, precisa la Casa Real.

 

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario