Cultura

Amor anciano

Pedro Hermosilla / MALDITAS, BENDITAS PALABRAS

Una  anciana y un anciano

pasean, de par en par,

sus soledades.

Se miran de vez en cuando;

se dicen con sus silencios

poemas de amor nunca inventados.

Caricias se dan sus ojos

que ya no se dan  sus manos.

Eso debe ser el amor:

El de la anciana…

el del anciano.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario