Opinión

Alcácer, cierra la puerta

Miguel Ortiz

Caballero, cierre la puerta al salir. El delantero, todavía del Valencia, Paco Alcácer, tiene las horas contadas en el club de Mestalla. Jugará, por decir algo, las próximas cinco temporadas en el FC Barcelona. El futbolista de Torrent le ha faltado gravemente el respeto a su afición de toda la vida. Me parece muy bien que quiera cambiar de aires, por el motivo que sea, porque no cree en el proyecto de Peter Lim, porque considere que es un paso adelante en su carrera o porque se vaya a llenar el bolsillo.

Sin embargo, lo mínimo que podía haber hecho es comparecer en rueda de prensa y hablar claro, expresar sus intenciones delante de los aficionados, esos aficionados que le han idolatrado, que lo han subido a los altares, que se han puesto en pie y que le consideran… o consideraban el murciélago del escudo. El atacante sabe que en el conjunto que dirige Luis Enrique no va a tener muchas oportunidades, será el cuarto delantero, por detrás de Messi, Suárez y Neymar, pero también tengo claro que se va a hinchar a marcar goles en los pocos minutos que tenga. Calidad tiene de sobra.

Pasará de ser el líder del Valencia a tener un papel totalmente secundario en el club blaugrana. Ha valorado los pros y los contras y ha decidido marcharse de su casa; siempre tuvo el sueño de vestir la camiseta del Valencia pero parece que ese sueño ya ha pasado a mejor vida. La afición está que trina y no le va a perdonar. Alcácer se ha cerrado las puertas del club de la capital del Turia de por vida, por su hermetismo y falta de sinceridad. En el encuentro del pasado lunes contra la Unión Deportiva Las Palmas no dio ni el 50 por ciento de su rendimiento y eso lo sabemos los que vamos todos los domingos a Mestalla.

Paquito presiona absolutamente todos los balones en los tres cuartos de campo y se dedicó a pasearse y a reírse de su gente con el marcador en contra. Es un gran futbolista y la puede romper en el Camp Nou pero aquí ya no le queremos, el Valencia necesita gente implicada, que crea en el sentiment que envuelve a esta entidad. Has decidido bajarte del barco, cierra la puerta al salir, crack.

Por otro lado está Peter Lim, que está engañando a todos los abonados. Del discurso que vendió cuando llegó al de ahora va un mundo. Dió a entender que iba a hacer uno de los equipos más fuertes de Europa y que su objetivo era ganar la Liga de Campeones. Con el paso de los meses ha quedado demostrado que sólo piensa en sus jueguecitos de comprar y vender futbolistas.

En cuanto se anuncie la marcha de Paco Alcácer al Barça, lo primero que deberían hacer Lay Hoon y García Pitarch es dimitir; sí, dimitir por mentir, por afirmar que no querían vender al internacional y eran plenamente conscientes que el máximo accionista ya tenía apalabrado el traspaso con los dirigentes del cuadro de la Ciudad Condal. Ah, señores, y queda menos una semana para el cierre del mercado, el Valencia me transmitió buenas sensaciones en el debut liguero pero hacen falta tres o cuatro incorporaciones si no queremos descender a Segunda División. No me preocupa que se vaya Alcácer sino quién será su sustituto. Necesitamos nombres, no promesas del amigo Mendes.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario