Actualidad

La Tomatina no quiere agresiones sexuales en sus fiestas

La famosa fiesta se celebrará el próximo miércoles, con 160.000 kilos de tomates para lanzarse entre los participantes

Buñol no quiere ser un escenario de agresiones sexuales como se han podido reproducir en San Fermin. La fiesta más popular de la Comunidad Valenciana, declarada de interés turístico internacional, congregará a 22.000 personas el próximo miércoles para lanzarse 160.000 kilos de tomates durante una hora. A la Tomatina llegarán visitantes desde todos los puntos del planeta y se encontrarán con una campaña de sensibilización para evitar episodios de violencia de género.

En 2012, una chica de 19 años que había acudido a disfrutar de la fiesta fue violada y su agresor condenado a siete años de prisión. Desde entonces, y con más intensidad tras los sucesos ocurridos en Pamplona en los últimos años, el Ayuntamiento se vuelca con una campaña de prevención y reforzando la seguridad.

Se ha diseñado un protocolo de actuación que permitirá eliminar cualquier tipo de conato agresivo de carácter sexual hacia cualquier persona y en el que participarán 350 agentes. Además, se contará con policía secreta infiltrada entre los participantes durante el recorrido.

«Con ello pretendemos dejar claro que a la Tomatina se entra a disfrutar y hacer disfrutar a todos los visitantes, que es el único objetivo de nuestras fiestas», ha confirmado el alcalde buñolense, Rafael Pérez.

«Es un escaparate internacional y queremos aprovecharlo para dejar patente que la violencia de género hay que erradicarla de la sociedad y de los festejos, que tenemos que conseguir que tengan un mayor civismo», ha añadido.

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario