Entretenimiento

La Filmoteca d’Estiu se despide con ‘Déjame entrar’

Las proyecciones serán este jueves, el viernes y el sábado a las 22.30 horas. El precio de la entrada es de 3,50€

‘Déjame entrar’ es, según ha precisado la administración autonómica, “una original película de vampiros pero también una comedia romántica de adolescentes totalmente atípica, una fina sátira social sobre la sociedad del bienestar en Suecia y una reflexión singular sobre el acoso escolar”.

La película está basada en la novela homónima de John Ajvide Lindqvist, que también escribió el guion de la película. ‘Déjame entrar’ es la historia de un niño de doce años que sufre acoso escolar y que entabla amistad con una niña vampiro en Blackeberg, un suburbio de Estocolmo.

El “éxito internacional de la película”, ha destacado la Generalitat, originó la producción de un remake en Hollywood dirigido por Matt Reeves y supuso la consagración internacional del director sueco Tomás Alfredson cuyo trabajo sería reconocido en Valencia por Cinema Jove en 2013 con el premio Luna de Valencia y una retrospectiva.

 La programación de la Filmoteca d’Estiu se engloba en un marco de oferta cinematográfica al aire libre para la ciudad de Valencia con el lema ‘Estiu de Cinema’, que contiene también la programación de cine del MuVIM y de la Universitat de València para este verano, dentro del plan ‘Fes Cultura’, ha recordado la Generalitat.

print
Comentarios

Buenos días


Una inversión en conocimiento paga el mejor interés. (Benjamin Franklin)

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

Un tanto de Diego Costa, de fortuna con la rodilla tras despeje del rival, fue el castigo con el que el destino respondió un planteamiento ultra defensivo de Irán (0-1) que se le atragantó a España, que pone luz a su camino en el Mundial de Rusia 2018 y se jugará el liderato de grupo ante una Marruecos ya eliminada.
Una selección para la que estar en un Mundial ya es un éxito, como Irán, tiene dos opciones antes de encarar el duelo ante una de las señalada favoritas. Alejada de la valentía, optó por el camino más rácano, el de afear el fútbol. Buscó instalar la desesperación a una España que encaró un ejercicio de paciencia y sufrió de lo lindo.

superdeporte.es

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter