Valencia

2-4. Un Valencia muy vulnerable cae con estrépito ante Las Palmas

Mestalla presenció un entretenido partido entre iguales que se decidió en los errores de marcaje 

Manuel Huerta

Lo de Pako Ayestarán debe ser política de empresa. Ni de lejos su equipo puede tener cómo objetivo alcanzar puestos de clasificación Champions, ni siquiera de Europe League. Este Valencia debe tener como meta la permanencia y nada más. Un equipo cómo la Unión Deportiva Las Palmas, con base técnica de sobra y que dió la impresión de jugar a medio gas, goleó cuándo y cómo quiso a un equipo menor, muy limitado técnicamente y que tan sólo aportó intensidad, que es el mínimo exigible.

Y puede ser peligroso que en la entidad, tanto en los despachos cómo en el césped,  no se haga exámen de conciencia y se reconozca que el de Peter Lim es un proyecto simple y puramente especulador, sin respeto por la historia y el prestigio del club, porque de lo contrario, el disgusto será todavía mayor. Y no es una exageración.

Este debut en Liga del Valencia ha deparado un juego de mucha intensidad, con un planteamiento táctico bien definido y muy voluntarioso por parte de los jugadores. Pero no hay nada más. Un equipo muy frágil, con un jugador, Aymén Abdennour, sin nivel técnico para jugar en la competición española, con Gayá venido a menos, preocupantemente impreciso y desfondado por  tener que cubrir muchos metros de banda sin apoyos, sin alternativa además desde el banquillo.

Abdennour fue de nuevo protagonista negativo en el Valencia. / iV.com
Abdennour fue de nuevo protagonista negativo en el Valencia. / iV.com

Con un centro del campo sin personalidad, en el que no existe la figura del organizador claro, que mande, que ordene, que sea definitivo en la creación. Ni Enzo Pérez ni Parejo asumen el rol de corazón del equipo. Así, las acciones de ataque son muy previsibles, siempre embarulladas, con poca combinación y escasa precisión en los metros finales.

La Unión Deportiva llegó cinco veces al área de Ryan y consiguió cuatro goles. El equipo de Ayestarán generó hasta diez buenas ocasiones y sólo rentabilizó dos. Pero es que el técnico vasco dijo que estaba muy satisfecho, que sus jugadores habían estado a un nivel muy, muy alto. Ante un igual, ante un rival directo. Ni que pensar cuándo el rival sean los de arriba de la tabla. Lo dicho, están fuera de onda y conviene pensar en la permanencia más que nada.

El partido

La cosa comenzó con una alegría atacante explosiva del Valencia. Gayá rompía por su banda con suma facilidad. A los cinco minutos Santi Mina cabeceaba acertadamente a la red, tras el segundo saque de esquina.

Pero pronto Roque Mesa y Dani Castellano, con la inestimable colaboración de Jonathan Viera y el criterio necesario para la categoría, se hacían dueños de la parcela ancha y el motor canario comenzó a funcionar con la precisión de la marca Setién. Enfrente sólo voluntad y buenas maneras. Así, al cuarto de hora, el empate. Míchel, libre de marca desde la derecha servía a la frontal del área de gol y Liveja, anticipándose a Abdennour, cabeceaba con precisión para la igualada. Era la primera llegada de la Unión Deportiva.

Sí es cierto que Vicandi Garrido decidió echar una mano al conjunto amarillo al señalar penalti en una acción de Cancelo en pugna con Castellano que no se pita nada más que en Mestalla (otra vez lo de equipo menor). Penalti que transformó para el 1-2 el exvalencianista Jonathan Viera.

Y el Valencia continuaba ofreciendo vistosidad en su juego, tanta cómo grietas en su centro de campo y en su retaguardia. Para este tempo de partido, Roque Mesa ya era un gigante para los suyos y los de casa nada más que un castillo de arena. Y a la media hora de choque, El Zhar vuelve a colgar al punto de penalti y Boateng cabecea espléndidamente a la escuadra sin que su marcador, Aymén Abdennour despertara de la siesta. Era el 1-3.

Acortó con rapidez el cuadro de Mestalla, con un disparo desde cerca de Santi Mina, al recoger un envío de Cancelo a la salida de un córner. Era el 2-3. Volvía a apretar el Valencia, sobre todo con Gayá por la izquierda. Pero el de Pedreguer se mostraba muy impreciso en el pase final y no tuvo en ese aspecto su noche.

El damnificado por el desastre defensivo local fue Rubén Vezo, que dejó su sitio a Mustafi al comienzo del segundo acto. Incomprensiblemente Abdennour seguía en el once. Pero esta segunda mitad deparó buena cantidad de acercamientos a la puerta de Javi Varas y una clarísima ocasión para el ‘hat-trick’ de Santi Mina, que no pudo superar en un mano a mano la salida del meta canario. Alcácer se “tragó” un balón de gol que no supo rematar y Cancelo disparó de cerca con despeje de Varas. Un trallazo de Paco Alcácer se fue al larguero y un balón de oro de Mustafi para el goleador blanquinegre ,que penetró hasta línea de fondo, tampoco pudo ser aprovechado por el defectuoso servicio final del de Torrent.

Entró Bakkali por Montoya y Cancelo retrasó su posición al lateral defensivo. El menudo exterior revolucionó el partido con buenas internadas por banda derecha, aunque sin encontrar socios que definieran. Faltaban apenas diez minutos para el final y el aspecto físico se dejó notar a estas alturas de temporada. Y Roque Mesa volvía a adueñarse de la situación.

Ya en el 87′, Araujo, sustituto del otro motor de Las Palmas, Dani Castellano, montó una contra letal que culminó con efectividad Livaja, haciendo el cuarto para su equipo. Punto y final. Ni siquiera la grada reaccionó. Parece cómo si esta afición ya diera por hecho la mediocridad de los suyos, la endeblez del equipo que ha montado el señor Lim.

Datos del partido

Valencia CF: Ryan, Montoya (Bakkali, m.67), Vezo (Mustafi, m.46), Abdennour, Gayá; Enzo Pérez (Rafa Mir, m.86), Medrán, Parejo; Cancelo, Santi Mina y Alcácer.

UD Las Palmas: Javi Varas, Michel, García, Bigas, Dani Castellano; Roque Mesa, Vicente (Montoro, m.62), Prince Boateng (Figueroa, m.59), El Zhar; Jonathan Viera (Araujo, m.84) y Livaja.

Goles: 1-0, m.6: Santi Mina.1-1, m.15: Livaja. 1-2, m.24: Viera, de penalti. 1-3, n.31: Boateng. 2-3, m.34: Santi Mina. 2-4, m.88: Livaja.

Árbitro: Vicandi Garrido (C. Vasco). Amonestó por el Valencia a Santi Mina y Medrán, y por Las Palmas a Boateng.

Partido correspondiente a la primera jornada de Liga, disputado en Mestalla ante 30.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del expresidente de la FIFA, Joao Havelange, y del abuelo de Paco Alcácer.

 

 

print
Comentarios

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter