Deportes

¡Carlos Coloma, bronce en Mountain Bike!

Medalla de bronce para el riojano, que había sido sexto en Londres 2012. David Valero acaba 9º y Hermida 15º

En un espectacular final de prueba, Coloma tiró de coraje para dejar atrás al francés Marotte y conseguir el décimo séptimo metal español en estos Juegos Olímpicos de Río 2016.

El ciclista riojano Carlos Coloma se colgó este domingo la medalla de bronce en mountain bike y superó el diploma en Londres 2012. Se trata de la 17ª medalla para la delegación española. Coloma compitió junto a sus compañeros de la selección española José Antonio Hermida (15º en sus quintos JJ.OO.) y David Valero (9ºl).

Coloma, de amarillo y rojo, tras Nino Schurter (oro final) y Jaroslav Kulhavy (plata). Img. TDP
Coloma, de amarillo y rojo, tras Nino Schurter (oro final) y Jaroslav Kulhavy (plata). Img. TDP

Ninguno de los tres figuraban en el grupo de superfavoritos al oro y a la plata, que eran el francés Absalom (5º al final) y el suizo Schurter (oro); pero sí estaban en el grupo de corredores que podían luchar por el bronce, a tenor de los resultados que han logrado en lo que va de temporada.

Ese grupo de corredores, liderado por el último campeón olímpico, el checo Kulhavi (plata final), estaba formado por una decena de ciclistas expertos y que este año se han preparado especialmente para los Juegos, lo que les ha llevado a resultados irregulares en la Copa del Mundo y en otras citas internacionales.

Coloma en un momento de la prueba / Facebook
Coloma en un momento de la prueba / Facebook

“La experiencia va a ser muy importante”, destacó Coloma la víspera. El riojano aseguró que llegaba a la carrera “muy motivado, con muchas ganas y consciente de que es una cita superesecial”. Y tanto que lo fue. Bronce olímpico a sus 34 años.

print
Comentarios

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter