Deportes

Craviotto gana el bronce en K1 200 y consigue doblete olímpico

La del palista ilerdense es la cuarta presea para el piragüismo español en Río 2016

Ni la foto finish pudo decidir la medalla de bronce de Saúl Craviotto en la final de K1 200. El palista nacido en Lleida compartió el tercer puesto de una regata trepidante con el alemán Ronald Rauhe con un tiempo idéntico de 35,662 segundos y dobla podio en una edición olímpica histórica para el piragüismo español.

Saul Craviotto celebra su éxito en K1 200 / Facebook
Saul Craviotto celebra su éxito en K1 200 / Facebook

Craviotto, de 31 años, defendía en esta prueba la medalla de plata que logró en Londres hace cuatro años en una regata que se adjudicó el británico Edward McKeever, ausente en Río. Fue su compatriota, Liam Heath quien se impuso esta vez, con el francés Maxime Beaumont en segunda posición.

El palista español ya se colgó el pasado jueves un oro olímpico en la modalidad de K2 200 junto a Cristian Toro, reeditando el éxito que lograse en Pekín 2008 junto a Carlos Pérez Rial en la disciplina de K2 500.

Craviotto: “Lo importante es que he hecho feliz a todo un país”

El palista español, tras lograr una medalla de bronce, se mostró muy contento pero autocrítico con su carrera: “No contaba con remontar, he salido muy, muy mal, he cometido muchos fallos en la salida y eso que llevamos muchos años practicando, no se puede fallar”.

Pero Craviotto consiguió remontar y acabar tercero: “En el segundo cien he comprimido todo lo que podía, no me queda más, es increíble, no ha sido la final soñada, pero la verdad es que he podido remontar y sacar fuerza de donde no podía”.

“Ahora mismo siento muchísima felicidad, lo más importante no son las medallas, que no son más que un trozo de metal, lo importante es que he hecho feliz a mucha gente, a mi familia, a todo un país, y es una experiencia increíble poder representar a España”, aseguraba. “Ya lo dije el otro día, han despertado a la bestia y estaba con muchísima motivación”.

“Estoy muy feliz, mi sueño era estar en unos Juegos Olímpicos y nunca pensaba que pudiera tener cuatro medallas”, finalizó.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter