Valencia

La ladrona de bebés del Hospital La Fe se enfrenta a tres años y medio de prisión

La acusada de tentativa de detención ilegal trató de llevarse a un recién nacido hasta en cinco ocasiones

La joven que el pasado mes de marzo fue detenida en el Hospital La Fe de Valencia tras intentar robar un recién nacido, hasta en tres habitaciones distintas del centro sanitario, se enfrenta ahora a una posible pena de tres años y medio de prisión por un delito de detención ilegal en grado de tentativa, según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Fiscal. Ese mismo día lo había intentado también en otras dos habitaciones de neonatos del Hospital General Universitario Santa Lucía de Cartagena (Murcia).

Ataviada con una bata blanca con el anagrama precisamente del hospital murciano, que había robado esa misma mañana tras su anterior intento frustrado, Trinidad V. S., de 21 años, se coló en tres habitaciones de La Fe con el claro objetivo de llevarse un bebé. Para ello fingió ser enfermera y les decía a los padres que tenía que llevarse al recién nacido para repetirle la prueba del talón.

La acusada, que fue detenida tras las sospechas de un padre que alertó a los vigilantes de seguridad, había sufrido dos abortos recientes y se había propuesto a toda costa ser madre, aunque para ello tuviera que apropiarse del hijo de otra persona. En su declaración ante el juez la joven alegó que «solo quería abrazar a un niño para sentir su calor».

Ante el riesgo de que reincida y a la espera de que en el juicio los médicos forenses declaren sobre el estado mental de la acusada, la Fiscalía ha calificado los hechos como constitutivos de un delito de tentativa de detención ilegal, por el que solicita una pena de tres años y seis meses de cárcel.

print
Comentarios

Buenos días


Una inversión en conocimiento paga el mejor interés. (Benjamin Franklin)

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

ES NOTICIA… Irán-España: La selección española sufre para ganar con un gol de rebote de Diego Costa

Un tanto de Diego Costa, de fortuna con la rodilla tras despeje del rival, fue el castigo con el que el destino respondió un planteamiento ultra defensivo de Irán (0-1) que se le atragantó a España, que pone luz a su camino en el Mundial de Rusia 2018 y se jugará el liderato de grupo ante una Marruecos ya eliminada.
Una selección para la que estar en un Mundial ya es un éxito, como Irán, tiene dos opciones antes de encarar el duelo ante una de las señalada favoritas. Alejada de la valentía, optó por el camino más rácano, el de afear el fútbol. Buscó instalar la desesperación a una España que encaró un ejercicio de paciencia y sufrió de lo lindo.

superdeporte.es

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter