Entretenimiento

Bioparc habilita cuatro Poképaradas y un gimnasio de Pókemon Go

El videojuego de realidad aumentada permite, a los usuarios que visitan Valencia, toparse con los personajes de Pokémon Go en los recorridos por uno de los mejores parques de animales del mundo

Este verano Bioparc Valencia tiene un aliciente añadido para sus visitantes con Pokémon GO. Este videojuego, a diferencia de otros, saca a los jugadores a la calle y les incentiva para descubrir nuevos escenarios con el objetivo de cazar Pokémon. De hecho ya se comenta que podría convertirse en estímulo para que muchas personas se adentren en lugares desconocidos e interesantes en lugar de permanecer en sus casas.

El videojuego tiene como atractivo distintivo el uso de realidad aumentada que permite a cada jugador recorrer las ciudades, pueblos, playas o montañas guiados por su GPS. Otro hecho curioso de Pokémon Go es el de convertirse en un potente “nexo intergeneracional” ya que muchos treintañeros crecieron jugando con estos personajes. Por lo que puede ser compartido por padres e hijos.

Poképarada Bioparc / CDDYA
Poképarada Bioparc / CDDYA

Bioparc Valencia ha sido elegido, como otros lugares de interés turístico, para establecer puntos donde poder interactuar ya que cuenta con cuatro Poképaradas, una en la entrada del parque y el resto en el interior del parque, en las tres zonas más emblemáticas: Madagascar, África ecuatorial y la Sabana africana. La elección de estos lugares no se sabe con qué criterios se ha realizado, según ha declarado Niantic, su creador, por lo que para este parque de naturaleza fue una sorpresa descubrir que, además de sus animales salvajes, ahora hay “nuevos habitantes”.

A lo largo de la visita podemos encontrarnos con Squirtle, Magnemite, Palkia, Pikachu, Doduo, Ekans, Pidgey… y así hasta los 150 personajes Pokémon que irrumpen en el espacio real en que estamos y nos incitan a capturarlos con nuestra Poké ball. Curiosamente con mayor facilidad hallamos Pokémon acuáticos cerca de espacios con agua y otros que nos recuerdan a “bichos” en lugares más boscosos.

Además, en la llamativa pasarela que une la entrada y zona de taquillas con el interior de Bioparc, se ha ubicado un gimnasio, lugar donde se puede combatir con estas criaturas de ficción.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter