Entretenimiento

Isis, Estrella de los Mares

Adorada como “Isidis Navigium”,  era celebrada con procesiones en barca y paseos marítimos, pues era patrona de la navegación

Adela Ferrer / Astróloga

En la antigüedad, a mediados del mes de julio, se celebraba en todo el Mediterráneo la fiesta de Isis, una diosa de origen egipcio que, según Plutarco, era “excepcionalmente sabia y amante de la sabiduría, Madre y Naturaleza universal, señora de todos los elementos, principio primordial de los tiempos, reina de la muerte, de las alturas resplandecientes de los cielos, de los océanos, de la saludable agua del mar y de todos los secretos.” Es decir, es el arquetipo de la diosa Madre universal conocida por innumerables nombres que representa el principio femenino a través del cual se crearon todas las cosas.

En el mito egipcio, cuando el malvado Seth dio muerte al esposo de Isis, Osiris, cortó su cuerpo en pedazos y diseminó sus miembros por todo el mundo. Isis, incansable los fue reuniendo hasta conseguir recomponerlo y resucitarlo. Madre de Horus, el que consiguió el triunfo del Bien sobre el Mal, solía ser representada amamantando a su divino hijo.

Los primeros cristianos coptos a veces rendían honores a las estatuas de Isis amamantando al niño Horus pues su figura, como “Mater Lactans” o “Mater Misericordiae”, tenía muchos paralelismos con la de la Virgen María.

Poca información ha sobrevivido sobre los rituales egipcios de Isis. Sin embargo, está claro que en su fiesta del mes julio era adorada como “Isidis Navigium”, y era celebrada con procesiones en barca y paseos marítimos, pues era patrona de la navegación y “Estrella de los Mares”, por lo que se sospecha que esta advocación de Isis está en las raíces de nuestra Virgen del Carmen.

En época greco-romana los sacerdotes y sacerdotisas de Isis eran curanderos, y decían tener poderes especiales, como la interpretación de los sueños y la capacidad de controlar el tiempo atmosférico mediante el trenzado o destrenzado del cabello, ya que los egipcios consideraban que los nudos (de Isis) tenían poderes mágicos. No es casual que la astrología árabe calcule “el parte de la navegación” tomando como referencia el grado 15 del signo de Cáncer (los primeros días de julio).

En España hay muchas evidencias del culto a Isis, transmitido por comerciantes, militares y ciudadanos griegos y romanos. Existió culto organizado en Mérida, Cabra (Córdoba), Valencia, Bolonia (Cádiz), donde quedan restos de un templo de Isis del S.II d.C; y hubo devotos en León, Astorga, Guadix, Sagunto y Tarragona. Los últimos documentos hallados, referentes al culto a Isis en Hispania, datan de la primera mitad del siglo III.

print
Comentarios

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter