Cultura

Mar en armas

Pedro Hermosilla / MALDITAS-BENDITAS PALABRAS

Ayer el mar enfureció,
no quería compañía;
ni barquitos de vela,
ni los niños en la orilla.

Lo que siempre son caricias
de sus azules brazos,
ayer eran grises embestidas,
metrallas de sal y espumas:
Cañonazos.

Ayer el mar enfureció
porque mis labios robaron
unos besos de otros labios.
La Luna Vil me acusó
de cogerla de la mano
a la dama de piel de aceituna,
a la dama de ojos de gato

Ayer el mar protestó
su aliento de ira y pescado
batalló contra las rocas.
Sonó una sinfonía loca
de celos y cañonazos.

 

@pherza71

print

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


La tarea del educador moderno no es talar selvas, sino regar desiertos. (C.S. Lewis)

Consigue tu polo conmemorativo del Centenario del Valencia CF

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter