Opinión

LA YENKA

Jose Segura / LA YENKA

El análisis, el comentario, la ironía y el sarcasmo a ritmo del famoso baile de los años 60

18/07/16. DERECHA. Hoy, 18 de julio, bailo una Yenka llena de reproches con todos aquellos reaccionarios, que todavía se sitúan mental y políticamente en aquellos oscuros días que dieron pie al golpe militar que acabo, cruelmente, con la II República. ¿Cuántas generaciones de españoles tendrán que pasar para que volvamos a ser un país normal y unido?

14/07/16. ATRÁS. Bailo hoy una Yenka euroescéptica con el abogado general de la Unión Europea, que sin cortarse un pijo dictamina que los reclamantes contra las cláusulas suelo en sus hipotecas tienen razón, pero se les debe devolver sólo parte del dinero porque la banca podría salir perjudicada. La Unión Europea sigue sin ser de los ciudadanos. Es la de siempre, la de los mercaderes.

13/07/16. DERECHA. Hoy me toca bailar la Yenka con la antipática ministra de Fomento Ana Pastor, que en su visita de ayer a Valencia, soportó de mala manera las quejas de nuestros dirigentes políticos ante la falta de acción sobre el prometido corredor mediterráneo. No sólo mintió, diciendo que ya estaba en obras, sino que salió pitando, dejando a políticos, empresarios y periodistas plantados y sin novia.

11/07/16. ATRÁS. Bailo hoy un Yenka escandalizada con la directiva del FC Barcelona, que ha montado la indefendible e insultante campaña “Todos somos Messi”, cuyo fin es la defensa del recientemente condenado jugador. Que uno de mis clubes preferidos nos llame a todos los fans defraudadores, usuarios de paraísos fiscales o condenados por la justicia, no resulta agradable ni razonable. ¿Creerá el ladrón que todos son de su condición?

Twitter: @jsegurasuarez

print
Comentarios

Noticias Relacionadas

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Buenos días


El secreto de la educación reside en respetar al pupilo. (Ralph Waldo Emerson)

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

ES NOTICIA… Segunda estrella para Francia

Ganó Francia, probablemente el fútbol que se avecina. Y si el futuro ya está aquí, trae a Mbappé a toda pastilla, como sucedió hace sesenta años con Pelé. Él le dio valor a centrocampistas de altos hornos como Kanté y Pogba. Y a centrales que valen como laterales (Pavard y Lucas) para borrar fronteras y complejos. Y a centrales de mucha fibra y buen pie como Varane y Umtiti. Y a un fabuloso Griezmann, reorientado a jugador total. Habrá que acostumbrarse, que no es lo mismo que enamorarse. Una selección de más de 1.000 millones de euros metida en cintura por Deschamps, capaz de quitarle los defectos colectivos a costa de ensombrecer las virtudes individuales. Pero una selección campeona, al fin y al cabo, que quedará para la historia. Un equipo en mate que sucede al brillo de España y Alemania y un jugador, Mbappé, que aspira a la posteridad.

as.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter