Cultura Entretenimiento Valencia

La Correfira llega a los barrios de Valencia

Una de las novedades más destacadas de la Gran Fira de València es la Correfira, el escenario itinerante que se desplaza en furgoneta por los barrios y pueblos de toda el área metropolitana de Valencia

El objetivo de la propuesta, en palabras de Pere Fuset, es “acercar la Gran Fira a todos los rincones para que sea una Gran Fira de toda la ciudad”. Durante este segundo fin de semana de julio, la Correfira ha pasado por El Canyamelar, Benicalap y Benimàmet, y ha reunido a centenares de vecinos en torno a la cultura y propuestas escénicas de música, teatro, magia y cuentacuentos.

La plaza de la Creu del Canyamelar congregó el viernes a los seguidores del freestyle rap en torno a la Red Bull Batalla de los Gallos. Màgic Mazo difundió la magia familiar durante cerca de una hora y Carles Cano y Llorenç Giménez pusieron la nota más narrativa con una sesión de cuentacuentos y la Nit de rialles. La noche concluyó con el concierto de Natali McPears.

El sábado, en Benimàmet, el taller de reciclaje para los más pequeños, la magia y el humor de Piter Pardo y la actuación musical de Emilio Solo y sus rockeros atrajeron a los vecinos convirtiendo la jornada en una fiesta.

Finalmente, la Correfira llegó ayer domingo a Benicalap. La plaza Nova de l’Església se llenó para escuchar los monólogos de Óscar Tramoyeres y el concierto de pop valenciano a cargo de Mai Mai. La próxima convocatoria, el viernes 15, será en Campanar, con el espectáculo de magia familiar de Nuel Galán y los monólogos de In Love y Mónica Oliva, todo ello en la plaza de L’Església.

print
Comentarios

Buenos días


La ignorancia es el peor enemigo de un pueblo que quiere ser libre. (Jonathan Hennessey)

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

ES NOTICIA… México sorprende al campeón del mundo

A Kimmich se le iba cayendo el escudo de campeón del mundo. No lo tenía bien cosido a la camiseta o era una metáfora de lo que estaba ocurriendo en el Luzhniki, que fue la mismísima plaza del Zócalo por la irrupción atronadora de México en el Mundial. El equipo de Osorio, letal en el primer tiempo y sufrido en el segundo, montó una fiesta con mariachis y todo para celebrar su histórico triunfo ante Alemania (0-1), a la que nunca había ganado. Los germanos, que siguen en crisis, pagaron su fragilidad en el primer periodo, abrumados por la velocidad mexicana. Cuando recuperaron la pelota en el segundo tiempo, cuando buscaron la portería con su genética insistencia, a no tuvieron puntería ni demasiadas ideas. Y se la pegaron.

marca.com

RÓTULOS CARDONA

Sígueme en Twitter